Espectáculos

El Cumpleaños de Mafalda

Se cumplen 49 años de la creación del genial Quino. Humor inteligente que sigue ganando lectores y simpatizantes en 27 idiomas. La niña  rebelde no pierde vigencia con  el paso de los años.

Por: Guadalupe Riverombito.com

 La historia cuenta que el personaje nació el 15 de marzo de 1962 y tenía seis años de edad. Su llegada a los medios se produjo por primera vez el 29 de septiembre de 1964. Hoy, el día de su aniversario número 49, Mafalda, la niña rebelde creada por Quino, sigue tan vigente como en ese entonces.

La niña surgió por el encargue de una marca de electrodomésticos que finalmente no la tomó para sus publicidades. Entonces, Joaquín Lavado le mostró la obra al periodista Julián Delgado, quien finalmente se la llevó a las páginas de “Primera Plana”. Más tarde, se publicó también en “El mundo” y “Siete días ilustrados”.

El éxito de la historieta intelectual argentina más famosa hizo que pasase de una tira semanal a una diaria. Y a lo largo de los años se tradujo, al menos, a 27 idiomas (incluyendo el chino).

Esta nena contestataria, acompañada por un grupo de amigos, fue descripta muchas veces como una “pequeña adulta”. Y no se equivocaron: por sus viñetas pasaron temas como la guerra de Vietnam, el rol de la mujer, la fuga de cerebros, el hippismo, la clase media argentina, el racismo, la ONU y el viaje a la luna.

Dentro de sus cuadros, se describió con ironía y acidez a la clase media urbana argentina de la década del sesenta. Por eso, resultaban conocidos ese Citroen que no funcionaba, el zapato roto de Mafalda que no podía ser reemplazado o el “palito de abollar ideologías” usado por la Policía.

Entre sus compañeros, se destacaron el mercantilista Manolito, la mini ama de casa Susanita, el adicto al chupete Guille, el pequeño fascista Miguelito, la izquierdista Libertad y el culpógeno Felipe.

Quino manifestó en varias oportunidades que para inspirarse en cada personaje, tomó características de gente de su entorno. Así, el hermanito de Mafalda tenía rasgos de un primo y Felipe absorbió su propia timidez.

La obra cumbre del mendocino se publicó poco más de diez años y salió a la luz por última vez el 25 de junio de 1973. Sin embargo, a casi medio siglo de su creación, parece no perder sentido.

A 49 años, su gran triunfo fue trascender los limites de la historieta y el humor para instalar temas de la agenda del momento que, paradójicamente, suelen parecerse también a las problemáticas actuales.

Comentarios