Región

Donar salva vidas

El Cudaio busca consolidar las unidades de procuración y trasplante en el interior de la provincia

Tomando como modelo la experiencia de los hospitales Heca y Cullen se implementarán dentro de dos hospitales de la zona oeste y sur de la provincia


Como parte de las estrategias para incrementar la donación, y de ese modo la disponibilidad de órganos para trasplante, el Centro Único de Donación, Ablación e Implante de Órganos, Cudaio, está trabajando junto a dos efectores públicos del interior provincial la conformación de unidades internas de procuración y trasplante: los hospitales Doctor Alejandro Gutiérrez, de Venado Tuerto, y Doctor Jaime Ferré, de Rafaela. El desafío es la incorporación de estas unidades al interior de la provincia, en el marco del Programa Nacional Procurar, recientemente instituido por resolución del Incucai (Resol. 2022-3685-APN-MS).

Las unidades de procuración y trasplante (UPROT) son servicios internos de cada hospital, con capacidad para resolver la mayor parte de los operativos de donación sin depender de la intervención de personal externo. La UPROT es un modelo superador al formato con que se trabajaba en el pasado. Lo que buscan es Ir sobre los propios pasos: el modelo del Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca) y el Cullen.

En el marco nacional, Incucai propuso desde el 2010 la estrategia Hospital Donante con el objetivo de avanzar hacia un modelo más eficiente en la procuración. La conformación de la primera UPROT Provincial fue en el Heca, a fines de 2011.

El doctor Silvio Pulcinelli, por entonces subdirector del Cudaio y actual Jefe de la UTI del mencionado hospital, puntualizó que “la clave inicial fue la decisión política del Cudaio, junto con la Dirección del hospital de conformar una unidad que incluyera la procuración de órganos y tejidos como una actividad asistencial más desarrollada dentro del mismo”.

El salto evolutivo que significó la nueva UPROT en el Heca, muestran las cifras de procuración: en 2011 tuvo 8 donantes y ocupó el puesto 14 entre los efectores de todo el país, para el año siguiente había duplicado la cantidad de donantes y ya fue el cuarto a nivel nacional; mientras que la sumatoria de donaciones de los diez años siguientes muestra al hospital rosarino como el segundo de Argentina en toda la década.

Con la experiencia del Heca en marcha, el Cudaio logró replicar la UPROT, con características propias, en el otro hospital histórico de la procuración santafesina: el Cullen de Santa Fe. El establecimiento capitalino llegó a ser el segundo del país en cantidad de donaciones en 2015 –con 22 procesos, junto a otros hospitales– y es el séptimo a nivel nacional en la última década, período en el cual registró 130 donantes.

Los nuevos desafíos

A nivel provincial, la experiencia del Heca y el Cullen en particular, y el aumento progresivo de la actividad de la procuración en la provincia en general, aportó los cimientos y preparó el terreno para extender la actividad de procuración a todas las regiones de Santa Fe, e incluso buscar la instancia superadora de la creación de nuevas UPROT.

Estas instituciones vienen capacitándose desde 2021 con el objetivo de consolidar la actividad de la donación de órganos y tejidos dentro de su rutina de trabajo. Para ello, se desarrollan instancias de capacitación destinadas a todo el personal, a la vez que viene realizando un diagnóstico para sumar los recursos y tecnologías necesarios para llevar adelante tal actividad.

En tanto, el director del Cudaio, Mario Perichón, describió que “desde hace dos años nuestros equipos están trabajando fuertemente con las direcciones y áreas claves de los hospitales de Venado Tuerto y Rafaela para capacitar personal y apuntalar el armado de unidades que puedan procurar con autonomía”.

Además de la expansión territorial, el funcionario apuntó que “otra de las posibilidades de ampliar la capacidad procuradora es integrar seriamente a la actividad a clínicas y sanatorios”.

Y amplió: “Algunos sanatorio privados se han hecho cargo y en 2022 aportaron el 24% del total de donantes de la provincia. De hecho, los privados más grandes hasta podrían contar con su propia UPROT, lo cual también es mandatario según el marco legal actual, conocido como Ley Justina. Las UPROT son un servicio que no debería limitarse a la salud pública, ya que en la donación y en el trasplante debe participar todo el espectro de la salud”, agregó.

Perichón puntualizó que “en Santa Fe nos proponemos intentar todas las acciones que aumenten la disponibilidad de órganos en nuestra provincia y seguir aportando una decisión institucional sanitaria frente a la problemática del trasplante de órganos”.

Comentarios

10