Ciudad, Edición Impresa, Últimas

El costo de llegar espléndida al verano

Por: Paola Cándido. Combatir la celulitis, los rollos, y eliminar las arrugas, todo se puede.

Las argentinas siempre se destacaron por ser elegantes, coquetas y grandes consumidoras de estética. Saben de nutrición, de calorías, de cosmética, cirugías, dietas y chismosean sobre toques y retoques. Recurren a productos, aparatos modeladores para que las ayuden a verse más esculturales y poder mejorar su aspecto. Las más valientes deciden darle chance al bisturí. Para algunas, seguramente, la vanidad no conoce límites. Para la cartera de la dama: tratamientos faciales, corporales y depilación definitiva, son los métodos más solicitados. Los costos varían desde los 500 pesos hasta los 2.000 y por supuesto, más también. En concreto señoras, 10.000 pesos de arranque para darse todos los “gustitos” habidos y por haber.

Mónica trabaja en el centro médico estético Malva de bulevar Oroño esquina Urquiza y cuenta con un equipo del grupo del cirujano plástico Carlos Juri. Su especialidad y una de las más requeridas por sus clientas tiene que ver con un tratamiento para lucir más joven. “Estamos haciendo el plasma rico en plaquetas para rejuvenecimiento de la piel para que se vaya regenerando. Primero se extrae sangre y después los médicos están listos para aplicarlo en cualquier parte del cuerpo donde se necesite regenerar, por ejemplo, cuando se ve que está muy avejentada se hace mediante una jeringa y no hay efectos adversos, esto es inocuo y da muy buenos resultados, se hace en un ratito, y el médico indica la frecuencia, son tratamientos tranquilos que la gente no tiene que venir demasiado”, contó. Para este tratamiento, hay que hablar de 1.200 pesos en adelante.

Otro de los servicios más requeridos es la aplicación de botox y se coloca en la zona de la frente y las patas de gallo. La explicación sobre su efecto es simple según la especialista: el músculo se distiende y no sigue marcando las arrugas. Y agrega que toda persona, en general, tiene arrugas gestuales. El médico aplica la dosis necesaria y se vuelve aplicar cuando el efecto va desapareciendo.

El botox en el resto dura entre 4 y 6 meses. El costo es de 1.500 pesos y varía según la cantidad que se tenga que colocar.

Además, existen otro tipo de arrugas que salen al costado del mentón. Allí, la recomendación de Mónica consiste en hacer un relleno, todo por supuesto, bajo el ojo de un médico y cuesta cerca de 1.000 pesos.

Otra de las opciones es la radiofrecuencia, que trabaja con las figuras de colágeno y elastina y las va tensando con las propias fibras. Es para detener el envejecimiento cutáneo, el cuello, el escote, se puede hacer en la zona del abdomen, en la cadera. Con este método también se trabaja con reducción de circunferencia. También hay que partir de los mil pesos.

“En la depilación definitiva, deben venir cada 45 días aproximadamente. No se trata de que tenga mucho o poco pelo, el tema es la zona, y se vende así: bozo, mentón, medio rostro, patillas, axilas, cavado profundo, total, común. Por ejemplo, bozo y mentón son 8 sesiones y sale 1.100 pesos. El mantenimiento es menos de la mitad de lo que cuesta una sesión. Si no hay un hábito para hacer las sesiones que están pactadas, no se va a obtener un buen resultado. La mayoría de la gente que viene acá no quiere tratamientos invasivos”, afirmó Mónica.

Con la llegada del calor, todas las mujeres demandan verse bien en un traje de baño. Y para ello recurren a los centros de estética.

El tratamiento corporal, varía. Pero el piso son los 1.900 pesos y duran 16 sesiones. “La gente consulta por adiposidad localizada, abdomen, glúteos, celulitis, flaccidez y de acuerdo a lo que la persona necesite, va a ser más o menos; los aparatos Premium se cobran 100 pesos más caros”, destacó.

“La ultracavitación, el freeze, por ejemplo, son tratamientos de rostros para que sea tensada la piel y cuestan entre 500 y 600 pesos”.

María, forma parte del staff de Athor Pilates, y su centro médico de estética, ubicado en Tucumán 1579, y asegura que uno de los tratamientos menos costosos es la mesoterapia, que son inyecciones que se colocan en la zona a reducir, una especie de pistolita que se va aplicando en forma subcutánea y se introduce lipolíticos, que lo que hace es actuar sobre esa grasa localizada y hay que tomar mucho líquido para después eliminarlo vía orina. Las sesiones son entre 6 y 8, y cuesta alrededor de 100 pesos por sesión.

“Las ondas rusas se usan para tonificar y cada sesión cuesta 50 pesos, tiene que hacerse dos veces por semana para que pueda notarse el efecto. El músculo es el órgano del cuerpo que se necesita estimular permanentemente, es un electroestimulador que levanta los diferentes músculos del cuerpo y la diferencia que tiene con las ondas rusas es que es muy localizado. En un ejercicio que se realice, se involucran varios grupos musculares; en las ondas rusas si se quiere trabajar el glúteo medio puntualmente, se localiza los electrodos para que se trabaje en esa zona”, asegura María.

También en la depilación definitiva se usa la luz pulsada donde la colocan sobre el bello y lo que se hace no es definitivo, sino que el bello se va debilitando. Las axilas cuestan 160 pesos por sesión, el cavado 300 y hay que hacer de 8 a 9 sesiones .

“Cada una tiene que ser consciente del cuerpo que tiene, no buscar ideales que después terminan mal”, concluyó María.

Comentarios