Coronavirus, Mundo

Salieron y se enfermaron

El coronavirus también sale de noche: rebrote en Corea del Sur en zona de bares y boliches

Los 13 casos alertaron a las autoridades, que habían relajado medidas. Rastrean a todos los que estuvieron en la zona, aunque la discriminación a la comunidad LGTBI hace que se vuelva difícil ubica a quienes concurrieron a algunos de esos locales


Corea del Sur reportó hoy 13 nuevos casos de coronavirus en una conocida zona de bares y clubes nocturnos de la capital, Seúl, lo que desató la alarma de las autoridades en momentos en que el país asiático acaba de activar una nueva fase de distanciamiento más laxa, por la caída de contagios de días anteriores.

Los datos relevados del conocido barrio de Itaewon suponen un balde de agua fría, después de que en los últimos días Corea del Sur había venido registrando menos de 10 nuevas infecciones diarias y casi ninguna con origen comunitario.

La primera persona que dio positivo en este nuevo brote -anteayer-, fue un hombre de 29 años que había visitado la zona de Itaewon en la madrugada del 2 de mayo.

El jueves dio positivo uno de los amigos que lo acompañó durante aquella noche y hoy se detectaron los nuevos 13 contagios, por lo que el total de este nuevo brote es de 15 personas.

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KCDC, según sus siglas en inglés) señaló, durante una sesión informativa, que de las 15 personas contagiadas con la Covid-19, tres son extranjeras, informó la agencia de noticias surcoreana Yonhap.

La identificación de este nuevo foco llega en la misma semana en la que Seúl había relajado el distanciamiento social y permitido la reapertura progresiva de colegios o museos, ante la caída de nuevos casos de coronavirus en el país, que estuvo tres días consecutivos sin registrar contagios originados localmente.

Por el momento, y ante la aparición del nuevo brote, el Gobierno decidió a partir de hoy el cierre de todos los clubes de ocio nocturno durante un mes.

El KCDC informó que al menos 1.510 personas estuvieron en los cinco locales en la misma franja horaria que las personas que han dado positivo según los registros de los establecimientos, a los que se obligaba a tomar los datos de todos los clientes.

De momento, 118 de esas 1.510 personas se han testeado y las autoridades están tratando de rastrearlos a todos.

Sin embargo, se teme que sea más complicado de lo habitual dar con muchos de ellos debido a que al menos tres de los cinco establecimientos están ligados a la comunidad LGTBI (Lesbianas, Gais, ​ Bisexuales y Transgénero), sujeta a altos grados de discriminación en Corea del Sur.

Por ello, algunos expertos creen que muchos visitantes pudieron facilitar datos falsos a la entrada o podrían incluso mostrarse reticentes a testarse con tal de no alertar a familiares o compañeros de trabajo.

En tanto, el principal investigador en enfermedades infecciosas de Corea del Sur dijo que el país posiblemente deberá retrasar los planes para reabrir las escuelas si las infecciones por coronavirus aumentan nuevamente durante este fin de semana, pese al retroceso registrado en los días previos.

Jeong Eun-kyeong, director del KCDC, hizo estas declaraciones al abordar los temores de una propagación más amplia del brote en el área metropolitana de Seúl, tras el caso de Itaewon.

Comentarios