Economía, Política

Equilibrio frágil

El consumo masivo en Santa Fe expone luces y sombras de la economía argentina

El crecimiento de algunos indicadores se ve amenazado por el avance de precios. Mientras ciertos sectores se expanden por una demanda que busca resguardar sus pesos, los rubros más básicos sufren la pérdida del poder adquisitivo de la población. Ahora se suma el impredecible contexto económico


Foto: Franco Trovato Fuoco.

Los principales indicadores de consumo en la provincia de Santa Fe sostienen su nivel pese a la incertidumbre que atraviesa a la economía a nivel nacional. Mientras algunos sectores se ven directamente beneficiados por cuestiones coyunturales, otros se ven constantemente condicionados por el rumbo de la política económica.

El reflejo de este cuadro de situación se puede advertir en el análisis sobre la evolución que muestran dos datos en particular: por un lado, el consumo en supermercados, y por otro, la cantidad de permisos de edificación que se otorgaron en territorio provincial.

Los altibajos registrados durante los últimos meses en el primero de esos dos indicadores, expone un nivel de consumo básico que se sostiene con dificultades como consecuencia de la pérdida en el poder adquisitivo, generada por la inflación. En el segundo caso, se observa una importante mejora interanual, posibilitada por una demanda pudiente que se vuelca al ladrillo como refugio ante la inflación.

En diálogo con El Ciudadano, la economista Celina Calore, del Centro de Estudios Scalabrini Ortiz (Ceso), analizó: “Hay un crecimiento que se ve opacado por la cuestión de los precios que empieza a generar incertidumbre hacia adelante. Cuando uno corre el velo sobre el tema precios, se ve que la economía sigue generando empleo formal, en la provincia eso se ve muy claro y eso también se ve reflejado en el consumo”.

El informe mensual del Ceso sobre consumo masivo, mostró mejoras interanuales, de los últimos datos actualizados, en casi todos los rubros. Se destacó un importante crecimiento en algunos sectores en particular, como consumo de energía y demanda de permisos para edificación, que dicen algo más de lo que muestran los números. Esta última variable, se verá afectada indefectiblemente por la incertidumbre económica de los últimos días.

Más demanda en energía

De acuerdo al estudio, el consumo de energía eléctrica impulsada por la industria y el comercio durante mayo, tuvo al segmento de los Grandes Usuarios con un aumento del 11,8% en términos interanuales, le siguió el “No residencial menor a 300kw” (10,1%). El “Residencial mayor o igual a 10kw” aumentó 5,9% y el “No residencial menor a 300kw” 2,7%.

En paralelo, se registró una importante suba en el consumo de gas residencial. En abril de 2022 (último registro) la demanda de gas en la provincia de Santa Fe fue de 29.074 m3 de 9300 kcal, un 53,5% superior al mismo mes del año anterior.

En medio de la incertidumbre económica que atraviesa a la población, y con una notoria pérdida en el poder adquisitivo, se sostienen los consumos en servicios. Desde algunos sectores plantean que ese nivel de demanda y consumo energético, guarda relación con cierto retraso en el precio de las tarifas.

Al respecto, Calore consideró: “Es cierto que no se ha aumentado significativamente la tarifa y se encuentra retrasada respecto a otros precios, hay un componente de subsidio que se nota. Pero no veo que eso lleve a un mayor consumo de gas”. En tanto, agregó: “En cuanto a los subsidios no hubo grandes modificaciones todavía, el aumento en el consumo también puede tener que ver con una cuestión climática. Este año tuvimos un abril más frío que el anterior, aunque no hay una cuestión extra que haya cambiado respecto a años anteriores”.

Permisos de edificación

Otro dato que expuso el Ceso, y que incorporaron como novedad en su habitual informe, tiene que ver con la cantidad de permisos para la construcción en la provincia. Durante mayo de 2022 se otorgaron 186.079 autorizaciones en Santa Fe. Este valor es 10,5% superior al del mes anterior y muestra un incremento de 22,4% con respecto al mismo mes del año anterior.

Al respecto, la economista del Ceso, sostuvo: “Hay una reactivación en la construcción privada, hace tiempo que es un indicador sostenido. Se ha volcado mucho a la construcción teniendo en cuenta que el ladrillo sigue siendo una de las opciones más atractivas. Ahí también juegan las alternativas de ahorro al dólar que se encuentra muy restringido. La tierra en general es el refugio que encuentran los inversores”.

La proyección optimista puede tomar otro rumbo a partir de lo sucedido durante los últimos días a nivel nacional en materia económica. De hecho, en la ciudad de Santa Fe suspendieron licitaciones de obras a partir de la falta de precios de referencias para materiales de la construcción.

SI bien los datos no reflejan las particularidades o complejidades que atraviesan al universo de consumidores de manera absoluta, exponen un panorama de lo que es hoy en día la economía. Hay un sector de la población que busca desprenderse de un excedente de pesos, y que elige refugiarse en la construcción como forma de invertir ese dinero.

En paralelo, las ventas en supermercados exponen las dificultades que atraviesa el grueso de la población para llegar a fin de mes. Es que según el informe de Ceso, las cadenas santafesinas acumulan tres meses (febrero marzo y abril) con caída en ventas reales.

De todas maneras, el último registro (abril), mejoró respecto al mes anterior y ya casi alcanzó el mismo nivel que el mismo período del año pasado. Mientras que el índice de precios registrado en supermercados acumuló un 56,9%, las ventas crecieron un 56,8%. Los rubros que más aumentaron fueron “Panadería” (97,2%), “Indumentaria, calzado y textiles para el hogar” (73,5%) y “Bebidas” (63,6%).

Este ejemplo resulta elocuente para exponer las dificultades que atraviesa a la sociedad argentina, de abajo hacia arriba de la pirámide social. Si bien existe una expansión de la actividad económica y a su vez del consumo, la inflación hace su parte y deteriora todo intento de crecimiento.

Comentarios