Coronavirus, Región

Pandemia y migrantes

El consulado de Bolivia pone en marcha un servicio las 24 horas para los residentes en la región

La legación diplomática, que volvió a estar bajo el mando de Sixto Valdez tras la recuperación de la democracia en el Altiplano, habilitó un número de teléfono con Whatsapp y un correo electrónico para trámites. "Nuestros compatriotas no tienen por qué viajar desde sus lugares de trabajo", dijo


“En el Consulado estamos poniendo en marcha un servicio de 24 horas. Frente a la pandemia tenemos que buscar la mejor forma de llegar a nuestros compatriotas para que realicen sus trámites de residencia ante la Dirección Nacional de Migraciones. Por eso habilitamos el teléfono (54 9) 341-746-9760”, explicó Sixto Valdez Cueto, cónsul de Bolivia en Rosario. A seis meses de la recuperació de la democracia en el vecino país y luego de acompañar a Evo Morales en su exilio en la Argentina y en su retorno a su patria, el representante diplomático regresó a sus anteriores funciones, que ocupó entre 2014 y 2018. Valdez informó sobre la nueva forma de trabajo de la oficina consular boliviana en tiempos de covid-19.

A modo de acompañamiento de sus compatriotas, el Consulado de Bolivia emprendió una recorrida por las principales ciudades del Litoral en Santa Fe, Entre Ríos, Corrientes y Misiones, que se extendió hacia el norte de Buenos Aires realizando trámites y emitiendo documentos a sus connacionales en los lugares de trabajo y residencia.

“Nuestros compatriotas no tienen por qué viajar desde sus lugares de trabajo y residencia hacia la sede del Consulado. Nosotros tenemos una estrategia para que ellos hagan los trámites de manera personal y directa con un celular que tenga internet. Pueden solicitar documentos y nosotros los hacemos llegar hasta las oficinas de Migraciones”, remarcó.

El representante del Altiplano explicó que si no regularizan su situación migratoria o de residencia se abre la puerta a la explotación, el trabajo no registrado y el no acceso a los derechos universales más básicos.

“Dejar nuestra oficina y salir hacia donde viven y trabajan los hermanos bolivianos es una muestra de presencia del Estado para servirlos haciendo que sus trámites sean sencillos y asesorando en aspectos migratorios, consulares y legales”, explicó el cónsul.

“Para nosotros la diplomacia no es la de las alfombras rojas ni los cócteles”, subrayó el representante boliviano y se diferenció de la gestión anterior a cuyos funcionarios denominó “usurpadores”, en referencia al golpe de Estado que derrocó al presidente Evo Morales el 10 de noviembre de 2019, tras lo cual se autoproclamó como presidenta la senadora Jeanine Áñez. “Los usurpadores del poder, los funcionarios del ex gobierno de facto, que estuvo hasta hace poco, habían suspendido todos los servicios a los compatriotas”.

“Hoy no tienen necesidad de venir hasta la oficina ni de viajar, porque recibimos sus pedidos por wattsapp y por correo electrónico”, agregó Valdez recordando la dirección: [email protected].

“Nuestro gobierno se hace con hechos y no con palabras y desde hace más de 15 años venimos desarrollando políticas consulares de gran impacto y servicio para bolivianos no sólo en Argentina sino también en países donde hay mayor presencia de compatriotas”, completó el diplomático.

 

Junto a Evo

En el momento en que la noche llegó sobre el pueblo boliviano y su presidente, Evo Morales vio peligrar su vida mientras amenazaban a sus familiares, el apoyo de algunos países latinoamericanos fue clave. Tanto la Argentina como México jugaron su papel en defensa de las instituciones democráticas y dieron asilo a Morales, primero en el país de Norteamérica, y luego en la Argentina.

Cuando Evo llegó al país, Valdez, removido del cargo, se mantuvo junto a él como su encargado de prensa. Y también participó del retorno del líder boliviano al Altiplano.

En ese tiempo, el cónsul pudo reconocer el apoyo de los emigrados en la Argenina y señaló que tanto debido a la política de servicio a sus compatriotas como la propia figura de Morales fueron motivos claros que se tradujeron en el gran caudal de votos que le dieron el triunfo a la fórmula del actual presidente, Luis Arce, y del vicepresidente, David Choquehuanca.

Comentarios