Coronavirus, Política

Sesión virtual

El Concejo aprobó tres proyectos para asistir y proteger a mujeres víctimas de violencia de género

Se trata de iniciativas de la concejala Verónica Irizar, que apuntan a generar más plazas en las Casas de Protección, aumentar la asistencia alimentaria a jefas de hogar en situación de vulnerabilidad y la implementación de un código verbal en farmacias para la detección de casos de violencia


El Concejo aprobó tres proyectos de la concejala Verónica Irizar (PS), que apuntan a brindar asistencia y proteger a mujeres víctimas de violencia de género en el marco de la pandemia de coronavirus. El primero es para ampliar la recepción de las mismas en Casas de Protección; el segundo, para priorizar la asistencia alimentaria a las jefas de hogar en situación de vulnerabilidad; y el tercero, para que se implemente un código verbal en farmacias y puedan ser asesoradas.

Las iniciativas están fundadas en diversos hechos que manifiestan el aumento de riesgo de las mujeres en estas circunstancias. De acuerdo a los datos del Registro de Femicidios del Observatorio MuMaLá, desde el pasado 12 de marzo se produjeron en todo el territorio nacional al menos 45 femicidios. A su vez, según los datos del mismo observatorio, el 60% de los femicidios anuales en nuestro país se producen en los hogares de las víctimas.

Irizar manifestó que “la pandemia ha puesto en evidencia una vez más que dentro de los hogares muchas mujeres corren peligro y es por eso que se busca generar nuevas propuestas para ayudarlas”. Y amplió: “Muchas han quedado aisladas junto a quienes ejercen violencia hacia ellas o familiares a cargo. Necesitamos estar más cerca y brindarles herramientas para denunciar esos casos, ofrecerles un lugar donde estar y también saber que la asistencia alimentaria es fundamental para las muchas mujeres que son jefas de hogar”.

El proyecto de ampliación en la recepción de mujeres víctima de violencia de género en Casas de Protección, considera que debe recepcionarse a aquellas mujeres que lo soliciten por estar aisladas con sus agresores, y, en caso de que las plazas no sean suficientes, el Estado en sus distintos niveles, a través de las áreas especializadas para la atención de los casos de violencia, ofrezca alojamiento en hoteles, haciéndose cargo de las mismas.

La iniciativa para priorizar la asistencia alimentaria a mujeres víctimas de violencia de género, entiende que las mujeres rosarinas son las principales jefas de hogar de los hogares con más necesidades de la ciudad, siendo muchas de ellas víctimas de violencia. En tal sentido, se solicita que se las prioricen a la hora de la entrega de productos alimenticios mientras continúe el aislamiento social, preventivo y obligatorio. Esto responde a que muchas de ellas han logrado la independencia económica a través de emprendimientos artesanales y alimenticios, tareas que se han complejizado para realizar ante la imposibilidad de salir a venderlos.

En tanto, la implementación de código verbal en farmacias para asistir a víctimas de violencia de género, apunta a que se implemente, dentro del período de aislamiento social y a través de la Secretaría de Género, un código verbal para que las mujeres que estén sufriendo violencia de género puedan dirigirse a la farmacia más cercana a su domicilio y plantear su situación. Asimismo, se deberá asesorar a las farmacias para que, una vez que reciban dicho código verbal, asistan a la mujer ofreciéndole una intervención del 911, o bien, llamando al Teléfono Verde para que reciba el asesoramiento correspondiente, respetando su privacidad.

También se deberá evaluar la factibilidad de trabajar dicho protocolo de intervención con referentas de centros comunitarios, comedores, organizaciones y colectivos territoriales, generando así mayor proximidad para las mujeres en los barrios. Por último, se le encomienda al departamento ejecutivo que realice las gestiones necesarias para articular las acciones que se vienen desarrollando en el mismo sentido desde el gobierno provincial.

 

Comentarios