Economía, Política

Acierto del gobierno

El complejo sojero aprovechó la baja de retenciones de octubre y exportó un 71,4 % más

La decisión del gobierno de bajar las retenciones del 33 al 30% a las exportaciones de soja y sus derivados logró ampliamente el objetivo. Durante octubre las empresas del sector liquidaron 1.715.520.147 de dólares, aunque este cifra no refleja el total de las operaciones realizadas en este período


La exportación del complejo sojero alcanzó en octubre las 3.827.715 toneladas, lo que significó un crecimiento del 71,4% en comparación con el mes anterior, de acuerdo a las cifras de Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior (DJVE) del Ministerio de Agricultura.

La principal razón del abrupto crecimiento se puede encontrar en la decisión del gobierno nacional de reducir las retenciones durante octubre del 33 al 30%, respondiendo a la necesidad de hacerse de dólares y acelerar la liquidación de exportaciones por parte de las empresas exportadoras agroindustriales.

La Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC) anunciaron este lunes que durante octubre las empresas del sector liquidaron 1.715.520.147 de dólares, suma que resultó 4% inferior con respecto de septiembre.

Así, el monto liquidado desde comienzos de este año asciende a 16.849.288.937 de dólares.

Sin embargo, cabe aclarar que las cifras que manejan ambas entidades corresponden a la liquidación efectiva realizada por los agroexportadores en octubre, que no incluye todas las ventas concretadas durante ese mes.

Según las resoluciones vigentes y sus modificatorias del Ministerio de Agricultura al registrarse las DJVE, los exportadores deben proceder al pago de los derechos de exportación en al menos un 90% del peso declarado, en los siguientes cinco días hábiles.

Asimismo, de acuerdo con la normativa del Banco Central, los exportadores deben liquidar en el Mercado Único Libre de Cambios (MULC) las divisas originadas por dicha exportación en los próximos 15 días corridos contados desde el cumplido de embarque de las mercaderías.

En consecuencia, los números de Ciara y CEC no contemplan todas las operaciones de ventas del complejo sojero realizadas durante el período en que las retenciones a la soja estuvo en el 30%.

En ese sentido, las DJVE registradas por Agricultura, dan cuenta que los agroexportadores aprovecharon la rebaja transitoria de los derechos de exportación y vendieron un 71,4% más en toneladas que el mes anterior.

En ese sentido, las ventas de harina de soja, con 2.770.653 toneladas, fueron 55,3% mayores a las del mes anterior; las de aceite de soja, con 944.121, casi triplicaron a las de septiembre, con un crecimiento de 179,5%.

Finalmente las exportaciones del poroto de soja alcanzaron las 112.941 toneladas, lo que significó un 1,21% más que el mes anterior.

Ciara y CEC subrayaron que “el monto ingresado en octubre es el más elevado para ese mes desde hace ocho años, a excepción de 2014 y 2019”.

Recordaron que el año pasado “desde las Paso (Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias) de agosto se disparó la inusual venta anticipada ante la previsión de incremento en las retenciones, lo cual finalmente ocurrió”.

En cuanto a este año, destacaron que “en octubre, en toneladas exportadas, la harina de soja lideró el aumento registrado”, y aseguró que fue “el mayor nivel de la campaña 19/20 incluyendo el apogeo de la cosecha de abril-julio”.

Las entidades puntualizaron que “en el ingreso de divisas acumulado a lo largo del año influyen factores como las oscilaciones en los precios de los commodities, harinas, aceites y sus derivados industrializados causado por la pandemia mundial de la covid-19”.

También señalaron que inciden “la menor molienda de productos derivados de la soja por la primarización preexistente; las dificultades operativas por la bajante persistente del río Paraná; los vaivenes climáticos en el hemisferio norte y las demoras en las operaciones por la aplicación de los estrictos protocolos sanitarios en el proceso de exportación”.

“Además de las demoras logísticas en el tránsito hacia los puertos y plantas procesadoras a comienzos del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio”, completaron.

 

Objetivo cumplido

El importante incremento de las exportaciones de harina, aceite y poroto de soja encuentra su principal explicación por la decisión tomada por el gobierno nacional que estableció una baja de tres puntos porcentuales del 33% que estaba vigente en septiembre al 30% durante octubre para dichos productos.

La medida buscó impulsar las ventas de granos de soja y sus derivados en manos de los productores, estimada en torno a los 16,8 millones de toneladas, en base a cálculos que se pueden realizar con datos del Ministerio de Agricultura. Y el objetivo del gobierno fue cumplido con creces.

En noviembre, la alícuota será del 31,5%; en diciembre del 32%; y en enero próximo, la retención volverá a ser del 33%. Por su parte, para aceites, la reducción pasa en octubre del 33% al 27% o 28% dependiendo del producto, que convergerá del 30% al 31% en enero de 2021, “estableciendo una brecha entre el grano y los aceites”, más conocido como diferencial. Paralelamente, para el biodiésel se redujo la alícuota del 30% al 26% en octubre para culminar en un 29% en enero de 2021.

 

Comentarios