Edición Impresa, El Hincha

Primera C

El Charrúa la sacó barata

A Central Córdoba se lo empataron sobre el final y no lo perdió de milagro.


Lo durmieron sobre el final y no lo acostaron de milagro. Central Córdoba igualó 1-1 como local ante Berazategui en un partido que lo tuvo casi siempre al frente en el marcador, aunque poco había hecho para merecerlo. Es que el Naranja se lo empató en una de las últimas y después no lo ganó porque el destino así no lo quiso.

De otra forma se hace imposible explicar las dos chances clarísimas que falló la visita en el adicionado, luego de que Alejandro Gutiérrez le pusiera justicia al resultado con su cabezazo en el minuto 45 del segundo tiempo.

Qué laburo que le espera a Santángelo, quien sin dudas meterá mano a fondo tras el final de esta temporada para el olvido. Córdoba no sabe qué hacer cuando tiene la pelota ni cómo defenderse cuando domina el rival.

El golazo de Marcelo Zaen a los 18 de la primera etapa fue un espejismo, una jugada aislada dentro de un equipo sin ideas ni identidad de juego. Pero algo de lo que pretende el Cabezón se dio en el gol del Charrúa: buen pase en profundidad de Cristian Vella, mejor recepción de Adrián De León para Zaen, quien ingresando por derecha la clavó en el palo más lejano del arquero.

Eso fue todo lo que hizo el local. Después cedió la iniciativa y apostó por defenderse en campo propio. Sufrimiento asegurado. Y así fue. Todo el segundo tiempo metido atrás aguantando los embates de la visita, que de tanto ir obtuvo el premio del empate y hasta casi se queda con el triunfo.

¿Ganó un punto o perdió dos Central Córdoba? Teniendo en cuenta que se lo igualaron sobre el final, se podría argumentar que perdió dos, aunque por cómo jugó, lo cierto es que ganó uno. No hay ninguna duda.

Comentarios