Ciudad, Edición Impresa

Casco histórico

El centro tendrá más lugar para caminar que para autos y ómnibus

Además de Rioja, el municipio tiene previsto retirar en un futuro la circulación de colectivos por Sarmiento en su tramo céntrico.


Luego de que en las últimas horas trascendiera que la Municipalidad planea retirar los ómnibus de calle Rioja para trasladarlos a San Juan, entidades que representan a los comerciantes del centro salieron a avalar la propuesta. Y más. Una de las organizaciones ya presentó un proyecto para extender las arterias libres de colectivos a Entre Ríos, Mitre y Sarmiento, en sus tramos céntricos. Y en rigor, en este último caso la “liberación” ya está en los planes del Ejecutivo. Con la propuesta se busca seguir favoreciendo a ciclistas, peatones y vecinos residentes de esa área, caracterizada por trazas angostas y muy congestionadas, especialmente en horas pico.

Desde la Secretaría de Obras Públicas local adelantaron que la idea es que el corrimiento de las líneas que hoy circulan por calle Rioja a San Juan se cristalice una vez que culminen los trabajos en ese sector de la ciudad.

Actualmente en Rioja se están ensanchando las veredas y se estima que la tarea terminará a fin de año. La ampliación es en el tramo que va de Corrientes (sector donde se está trabajando por estas horas) a Laprida. La traza quedará con un solo carril para automóviles y motocicletas, además de una bicisenda.

La titular de Obras Publicas, Susana Nader, detalló que con la limitación de la circulación de ómnibus se busca “priorizar en el centro a los peatones y los ciclistas”.

p03f1-leo-

“Los rosarinos merecemos un casco histórico vivible. Tenemos chequeado que en horas pico por calles céntricas como Rioja se desplazan unas 2.500 personas, por lo que las veredas quedan chicas y no pocas veces la gente tienen que bajar a la calle para poder desplazarse, con los riesgos que eso representa”, puntualizó la funcionaria.

Tras eso, Nader dijo que “todas las grandes ciudades del mundo” tienen un área histórica preservada. “Y eso es lo que se está haciendo. La idea es que la gente elija el centro”.

Renovación

En el marco del plan de renovación del casco histórico de la ciudad, el municipio está ensanchando además las veredas en el segmento de calle Entre Ríos entre San Lorenzo y San Luis.

Buena parte de la obra ya está culminada. Sólo resta concluir (las tareas avanzan a full) el tramo más cercano y que desemboca en la plaza Sarmiento, que también se encuentra en plena remodelación. Según adelantó Nader a este medio, todo estará finalizado a fin de mes.

En tanto, el proyecto contempla para una tercera etapa la nivelación de vereda y calzada de calle Sarmiento, también entre San Luis y San Lorenzo. Y un embellecimiento de edificios emblemáticos que hay en toda el área central, con mejoras en la iluminación.

Con el transporte

Los cambios en el casco histórico van de la mano de las modificaciones que el Ejecutivo tiene previstas en el transporte urbano de pasajeros con la nueva licitación del sistema, cuyos sobres con las propuestas técnicas se abrieron esta semana.

Según pudo saber El Ciudadano, la idea del municipio no es solo correr la circulación de colectivos de calle Rioja. La iniciativa también incluye a Sarmiento en su tramo microcéntrico.

Durante estos años todas las reformas que se intentaron realizar para limitar el transporte a motor siempre fueron cuestionadas por los comerciantes. Sin embargo, esta vez parecen estar de acuerdo.

Ricardo Diab, el titular de la Asociación Empresaria de Rosario, sostuvo que todo está consensuado con el Ejecutivo y que las innovaciones no traerán consecuencias en las ventas.

“Lo único que va suceder es que quienes toman hoy el colectivo por Rioja o por Sarmiento tengan que caminar un par de cuadra más. No más que eso”, señaló el dirigente.

p03f2-leo-

En tanto, Fabio Acosta, de la Asociación Casco Histórico, contó que ayer mismo presentó un proyecto en el Distrito Centro para extender las arterias libre de colectivos a Entre Ríos, Mitre.

Según dijo, con la propuesta se busca seguir favoreciendo a ciclistas y peatones, así como a los vecinos residentes de esa “área de trazas angostas, edificios altos y muy congestionada”.

“La idea es que se pueda hacer algo igual a lo que ocurre en el microcentro de la ciudad de Buenos Aires. Se busca el acceso restringido para que no ingresen siquiera los autos, y sólo pueden hacerlo los vecinos o quienes alquilan cocheras. Y de esta manera se descongestiona la contaminación auditiva y ecológica”, explicó.

En línea con lo expuesto por Diab, Acosta aseguró que los cambios no perjudicarían a los vecinos que usualmente utilizan las paradas que se pretenden trasladar, “porque sólo deben caminar pocos metros en un área que será más silenciosa y menos contaminada, como en todas los cascos históricos del mundo”.

También más verde

En paralelo a los trabajos en el casco histórico, la Municipalidad avanza con el plan lanzado el mes pasado para convertir en “corredores ambientales” a las avenidas y bulevares de la ciudad. Los trabajos comprenden “intervenciones para mejorar la calidad ambiental” que consisten en una “densificación verde”, con mejora en la accesibilidad y seguridad vial y la potenciación de la iluminación. Abarca a Sorrento, Uriburu, Avellaneda, Seguí, Provincias Unidas, Godoy, Francia y Ovidio Lagos. Ya se avanzó en avenida Pellegrini y en bulevar Oroño.

Comentarios