Mundo

Chile

El carabinero que mató al mapuche efectuó 7 disparos

El peritaje localizó los proyectiles usados en el operativo del 14 de noviembre en la región de La Araucanía y determinó que uno de los disparos impactó en el cráneo de Camilo Catrillanca. El policía fue dado de baja y cumple prisión preventiva


Una investigación realizada por la Policía de Investigaciones (PDI) reveló que el ex carabinero que mató a un comunero mapuche el mes pasado en el sur de Chile disparó su fusil en siete oportunidades antes de causarle la muerte.

El peritaje localizó los proyectiles usados en el operativo del 14 de noviembre en la región de La Araucanía y determinó que uno de los disparos impactó en el cráneo de Camilo Catrillanca, provocando posteriormente su muerte.
El policía acusado de la muerte, Carlos Alarcón, fue dado de baja de la fuerza y está con prisión preventiva a la espera de ser juzgado por homicidio.

“Luego de obtener diversas muestras se obtiene que siete vainas calibre 5,56 de 45 mm fueron percutidas por el mismo arma de fuego”, declaró la perito de la PDI, Ximena González, ante la justicia chilena.
Además, la investigación identificó otro disparo realizado en el procedimiento, efectuado por el sargento segundo Raúl Ávila, que no tuvo consecuencias fatales ni provocó heridas en la víctima.

Junto a Alarcón y Ávila se encuentran en prisión preventiva otros dos carabineros, que son acusados también de obstrucción a la justicia por haber destruido la tarjeta de memoria de una cámara que registró el momento del asesinato de Catrillanca, de 24 años.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, se manifestó a favor de una reforma de Carabineros, en medio del escándalo en la institución y de una incipiente crisis política por la muerte del comunero mapuche.
En una entrevista, el presidente dijo que sucesivos gobiernos han cometido “demasiados errores” por confiar en la versión inicial de la policía sobre casos polémicos como el de Catrillanca.

La muerte del comunero se perfila como uno de los mayores desafíos que afronta el conservador Piñera desde el comienzo de su segundo mandato, en marzo, a lo que se suma un creciente descontento por la situación económica.
Carabineros aseguró que el hombre había muerto al quedar atrapado en un tiroteo entre policías y ladrones que había robado un auto, pero la afirmación fue rechazada en seguida por la familia de la víctima, que negó que hubiera habido un enfrentamiento.

Las sospechas sobre la versión policial crecieron cuando Carabineros no pudo aportar la filmación del accionar, y se multiplicaron más todavía cuando uno de los agentes admitió que la había destruido.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios