Edición Impresa, El Hincha

Volvió una noche

El Canalla sacó diferencia en Porto Alegre

Hizo un buen partido en Brasil y con gol de Ruben llega con ventaja al desquite del jueves en Arroyito.


Muestra de carácter ofreció Central en Porto Alegre. Sacó una luz de ventaja en la serie de 180 minutos al vencer por 1-0 a Gremio y el jueves llegará el turno de definir la historia en el Gigante para buscar la clasificación a cuartos de final de la Copa Libertadores.

Fue inteligente y presionó cuando pudo hacerlo a Gremio. Le cortó los circuitos de juego y trató de alejarlo del área de Sosa. E incluso tuvo la capacidad para aprovechar las deficiencias defensivas del local, que Coudet había tomado nota en el análisis del rival.

El principal mérito de Central para defenderse bien fue el orden. Estuvo muy atento y concentrado, especialmente desde la zona de volantes. De esa manera le llegaron poco y nada. Las dos únicas llegadas de los brasileños en el primer tiempo se produjeron a través de sendas pelotas detenidas. Nunca se dejó llevar por delante por Gremio.

Ruben, con olfato goleador, pescó una pelota que había quedado suelta en el área tras un pelotazo largo que luchó Herrera con Fred, para poner arriba a Central en el marcador. Si hasta el propio goleador canalla estuvo cerquita de ampliar el resultado con una exquisita resolución desde afuera del área para estrellar la pelota en el travesaño luego de una definición por encima del cuerpo del arquero Grohe.

En el complemento, Central siguió apostando a la posesión del balón en lugar del retroceso, para bancar al Gremio. Y cuando tuvo la posibilidad ejerció presión. Tuvo oficio el equipo de Coudet para trabajar el partido, como lo había hecho en Montevideo.

Aunque no presentó muchas jugadas de riesgo, el segundo tiempo entregó a un Central que siguió defendiéndose con inteligencia. Un trabajo en conjunto, más allá del orden de la última línea.

Ganó Central en Porto Alegre. Sacó una mínima diferencia sobre Gremio haciendo un partido prácticamente sin fisuras. Y ahora tendrá que definir la serie el próximo jueves en el Gigante. Y aunque la historia no está terminada, tiene ventaja cuando restan 90 minutos por jugarse en casa.

Comentarios