Edición Impresa, El Hincha

Dilapidó una chance

El Canalla no pudo sacar boleto a octavos

El equipo de Coudet cometió demasiados errores en un encuentro con tinte de final.


Muchos errores para un partido con tinte de final. Si bien no perdió, Central dejó pasar la chance de meterse en octavos de final. Fue un partido vibrante por lo cambiante del resultado. Y por cómo la noche cambió de dueño de manera constante. El equipo del Chacho se equivocó demasiado en la última línea, ante un Palmeiras que llevó a cabo un libreto prolijo a pesar de sus limitaciones. Yerros individuales y colectivos evidenció el Canalla en un encuentro que intentó ganar de principio a fin, pero que no pudo. Un resultado que no sólo no lo eyectó a la próxima fase, sino que además frustró el plan de llevar un equipo alternativo para Uruguay, para dedicarse de lleno al torneo.

El arranque lejos estuvo de ser el ideal. Es que la defensa canalla comenzó a tener problemas, no tanto por la exigencia del rival sino por errores propios. Primero Donatti calculó mal y Sosa salvó el cero. Pero apenas después Musto quiso asegurar la pelota tocando hacia atrás y se la dejó servida a Jesús Gabriel para definir. Un golpe que dejó desconcertado a Central, costándole un cuarto de hora hacerse de la primera chance para empatar.

Palmeiras bien parado en su campo le tapó los receptores y hasta puso dos jugadores para marcar a los encargados de generar juego. No obstante, el Canalla se las fue ingeniando. Salazar comenzó a pasar con frecuencia, Herrera se paró como wing derecho y Lo Celso se retrasó unos metros para hacerse del balón. El que nunca pudo hacerse de la pelota fue Colman, quien dio la sensación de jugar en una marcha menos que el resto.

El gol del empate llegó de una pelota parada. Pero fue el Chacho quien indicó la ejecución de la misma. ¿Cómo? El técnico dio la orden de que pateé el Flaco Donatti, quien estaba ya preparado para tratar de capitalizar un posible centro. Así Central llegó a la igualdad.

Central se hizo fuerte y fue en busca del segundo. Sin embargo, otro error defensivo fue nuevamente aprovechado por Jesús Gabriel, que marcó la ventaja. Prass, en tiempo adicionado, le sacó un cabezazo a Herrera que iba a la red.

El segundo capítulo comenzó con suerte: Jesús Gabriel tuvo el tercero y el palo se lo negó. Y en la jugada siguiente, Colman con picardía jugó rápido en un tiro libre para Cervi, que se la picó a Prass. Golazo.

Con la necesidad del resultado, la visita se paró más adelante y el partido creció en intensidad. Coudet mandó a la cancha a Fernández para marcar punta, Álvarez fue a la derecha y Salazar se paró como volante. Antes de los 20, el árbitro Zambrano acertó: Víctor Hugo tomó a Musto en un córner y cobró penal, que Ruben cambió por gol.

Palmeiras se quedó con uno menos. El momento del partido pedía inteligencia. Sin embargo, Musto cometió una tonta falta cerca del área y ese tiro libre encontró a un Álvarez dormido y a un Lucas Barrios que igualó las acciones. Muchos errores para un partido con tinte de final.

Comentarios