Edición Impresa, El Hincha

Copa Argentina

El camino a la final: cómo llegan Central y River

El Hincha repasa el transitar por el que pasaron los dos equipos para definir el tan ansiado título de la Copa Argentina.


Rosario Central jugará la semana que viene la tercera final consecutiva de la Copa Argentina. El Canalla ya supo estar en dos definiciones y en ambas sufrió derrotas. En San Juan, el 25 de noviembre de 2014 frente a Huracán por penales, y el 4 de noviembre de 2015, en Córdoba, ante Boca por 2-0. Esta vez también jugará en el Mario Alberto Kempes y el rival será el otro grande de Argentina: River, que jugará su primera final del certamen.

El Hincha detalla cada partido del Canalla y el Millo en su camino al partido definitorio que además del título tendrá como premio el pasaje a la Copa Libertadores 2017.

El camino de Central

En el debut, por la mínima

El 15 de julio, en el Eva Perón de Junín, Central debutó en la competencia en la instancia de 32avos de final. El rival fue Villa Mitre, equipo del torneo Federal A que jugaba la Fase Final por primera vez. El Canalla estaba en plena pretemporada, con las heridas de la eliminación de la Libertadores aún sin cerrar y le costó vulnerar a un equipo inferior. Lo hizo cuando faltaban 15 minutos para terminar el partido, por intermedio del defensor Esteban Burgos, quien aprovechó un rebote en el área chica para establecer el 1-0 definitivo.

En Santa Fe sufrió y mucho

Sin dudas que el cruce más complicado en esta edición fue el de 16avos. Es que Central debió recurrir a la definición por penales para eliminar a Atlético Rafaela. El encuentro se jugó el 31 de agosto, en cancha de Unión, y terminaron empatados 2-2 en los 90  minutos.

En ese partido se produjo el debut con la casaca auriazul de Fabián Bordagaray, quien anotó en la primera pelota que tocó. Pero la Crema dio vuelta el resultado y se puso en ventaja antes del cierre del primer tiempo con los tantos de Robin Ramírez y Mathías Abero.

En el inicio del complemento, Germán Herrera marcó el 2-2 que sería definitivo para llevar la serie a los penales. Ahí el héroe canalla fue el arquero Sebastián Sosa, con machetes incluidos, ya que atajó dos disparos y colaboró para sentenciar el 3-1 y la clasificación.

El Gallito, un rival inesperado

El sorteo de la Copa Argentina arrojó un posible cruce entre Central y Newell’s en octavos de final. Pero la Lepra cayó en forma inesperada frente a Deportivo Morón y el Gallito fue el rival del Canalla en esa instancia. La sede elegida por la organización fue Salta y el partido se jugó el 20 de septiembre. Ese martes, con goles de Walter Montoya y Marco Ruben, el equipo del Chacho Coudet derrotó a Morón por 2-0 y se metió entre los mejores ocho equipos del certamen.

Otra vez Boca…

Casi como un capricho del destino. La única diferencia fue la instancia, porque el rival y el escenario fue el mismo que en 2015. Y se jugó a tan sólo dos días para que se cumpliera el año de la final del año pasado. Pero el resultado fue la gran diferencia… en cuartos de final Central se enfrentó a Boca el 2 de noviembre en el estadio Mario Alberto Kempes de la ciudad de Córdoba y lo venció.

Mucho se habló en la previa de ese partido. Incluso uno de los vicepresidentes canallas, Luciano Cefaratti, protagonizó un peculiar acto a la hora del sorteo del árbitro al tocar las bolillas que tenían destinadas los nombres de Patricio Loustau y Darío Herrera.

Central tuvo un gran primer tiempo, en el cual se puso arriba 2-0 en pocos minutos gracias a los goles de José Luis Fernández y Germán Herrera.

Boca arrinconó al Canalla en el segundo y recién pudo descontar sobre el final a través de Darío Benedetto.

Con el triunfo Central no sólo se metió entre los cuatro mejores, sino que también se sacó de encima una espina que tenía clavada desde noviembre de 2015.

Con Teo como figura

Teófilo Gutiérrez fue la gran figura que tuvo Central en la semifinal de la Copa ante Belgrano. El partido se jugó en el Antonio Romero de Formosa y el Canalla lo ganó por 2-0 gracias a los goles de Marco Ruben y Walter Montoya, con sendas asistencias del colombiano.

Luego de un primer tiempo peleado, el equipo del Chacho consiguió la ventaja por obra de su goleador y sobre el final el chaqueño liquidó las acciones.

Así el Canalla consiguió el pasaje a la final por tercera vez de manera consecutiva.

El camino de River

El debut

River hizo su presentación en la Copa en los 32avos de final. Allí venció a Sportivo Rivadavia por 3-0, gracias a los goles de Alario, Fernández y Mercado. Este partido se disputó en Formosa.

Le tocó sufrir

En la instancia siguiente, el Millo enfrentó a Estudiantes de San Luis y si bien consiguió el objetivo tuvo que sufrir más de la cuenta para conseguir el boleto a la próxima fase. El partido se jugó Salta, River comenzó ganando con gol de Fernández, pero a tres del final Mosset igualó las acciones y cuando todo parecía que la serie se iba a definir por penales Pity Martínez en el minuto 90 marcó el 2-1 a favor de los de Núñez.

Ganó por la mínima

El 22 de septiembre en San Juan y con arbitraje de Patricio Loustau (el mismo que dirigirá la final) el Millonario dejó en el camino a Arsenal con gol de Lucas Alario.

Pasó caminando

El trámite más accesible en el camino de River a la final se dio en cuartos. Allí, en el juego que se disputó en el José María Minella de Mar del Plata el 27 de octubre, goleó a Unión de Santa Fe por 3-0. Los goles fueron de Driussi, Arzura y Alario.

Jugó bien, pero hubo polémica

Batalla; Moreira, Mina, Martínez Cuarta, Olivera; Fernández, Ponzio; D’Alessandro, Martínez; Driussi y Alario fueron los once que salieron desde el arranque en San Juan a disputar la semifinal ante Gimnasia. El Millo se impuso por 2-0 con tantos de sus dos delanteros. Esa noche River jugó muy bien y fue superior al Lobo.

Sin embargo, antes de finalizar la primera etapa el juez Darío Herrera obvió un claro penal de Moreira cuando el juego estaba 1-0. Así fue el camino de River a la final. Un equipo que al igual que Central tiene como gran objetivo quedarse con la Copa, no sólo por el significado de la estrella, sino que además por el pasaje a la Copa Libertadores del año que viene.

Comentarios