Ciudad

Córdoba y Sarmiento

El bazar Kassa bajó sus persianas definitivamente este viernes

Con un gran cartel que colgaron desde hace un mes el bazar anunció su despedida: “Nos vamos. Liquidamos todo”. Los transeúntes no hicieron oídos sordos y este viernes en el local no entraba ni un alfiler


El famoso cine Radar. Una galería. La cadena internacional de ropa C & A. Un local deportivo y el bazar Kassa supieron funcionar en el local de Córdoba 1148. Éste último, después de dos años, cerró sus puertas este viernes.

Con un gran cartel que colgaron desde hace un mes el bazar anunció su despedida: “Nos vamos. Liquidamos todo”. Los transeúntes no hicieron oídos sordos y este viernes en el local no entraba ni un alfiler.

Cestos de basura, platos, cucharas, tenedores, cuchillos, luces para el árbol de Navidad, ollas grandes y no tanto, utensilios de cocina, mates, azucareras, peluches, bolsos, espejos, banquetas, compoteras, vasos, jarrones, esterillas, sombrillas playeras, cuadros, paneras y relojes son sólo algunos de los artículos que se remataban en el local de Córdoba, casi llegando a Sarmiento.

Joaquín, uno de los 10 empleados del comercio, contó que la dueña del lugar les anunció que iba a cerrar pero que no le dieron mayores detalles. “Hay dos opciones. Una puede ser por el incremento del alquiler, y la otra porque no le renovaron el contrato. No sabemos con exactitud”, contó.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

No se sabe si abrirá en otro lugar, pero sí que sus 10 trabajadores quedaron en la calle.

Cierran dos locales por día

El incremento de los alquileres, las tarifas, la suba de costos a la hora de reponer mercadería y la baja del consumo hizo que el sector comercial sea uno de los más afectados. En Rosario hay cada vez más locales vacíos; en un año, de julio de 2018 hasta agosto de 2019 crecieron casi a un 30 por ciento. Pero el desglose de ese guarismo entregó ahora un dato que es demoledor: hoy ya cierran dos locales por día. Según el último relevamiento de la ONG Concejalía Popular, todo se acentuó en los últimos dos meses: en ese lapso bajaron la persiana 126 negocios.

En junio de 2018 había 3529 locales ociosos en toda la ciudad. Este año fueron 4512. “Ya no hay una puja entre el sector inmobiliario y el pequeño y mediano comerciante; éstos directamente no pueden pagar los alquileres”, explicó Nire Roldán, titular de la Concejalía Popular, una organización que pugna por el derecho de los inquilinos.

El informe de la Concejalía Popular señaló que en octubre de 2014 había 1220 locales ociosos en la ciudad. En julio de 2015 esa cifra bajó a 918. Mientras que en abril de 2016 subió a 1562 y un año después fueron 2174 los inmuebles vacíos. En diciembre de 2017 esa cifra trepó a 2769.

Comentarios