Edición Impresa, Política

El barra prófugo se entregó y culpó a la Unión Ferroviaria

Es Cristian Favale, apuntado como autor material del crimen de Mariano Ferreyra. “Soy un perejil”, dijo.

Cristian Favale, el barrabrava que estaba prófugo por su presunta vinculación con la muerte del militante del Partido Obrero (PO) Mariano Ferreyra, se entregó ayer a la Justicia y aguardaba para ser indagado por su responsabilidad en el fatal enfrentamiento ocurrido el pasado miércoles.

“Más vale que soy inocente”, alcanzó a decir Favale en medio de un escandaloso descenso del móvil policial que lo trasladó hacia la división Asuntos Internos de la Policía Federal, donde quedó alojado a la espera de que “en las próximas horas” la jueza Susana López le tome declaración al igual que al otro detenido, el sindicalista de la Unión Ferroviaria Pablo Díaz. Anoche, desde Tribunales informaron que esa instancia se concretaría hoy.

El día anterior, en una entrevista con un matutino porteño y también a través de su abogado Sergio D´Amico, Favale había asegurado que no fue el autor de los disparos que mataron a Ferreyra e hirieron gravemente a Elsa Rodríguez, también militante del PO. En ese sentido, el barrabrava del club Defensa y Justicia de Florencio Varela se había quejado de que lo quieran “engarronar” con su implicancia en el crimen. Pero no se quedó ahí: aseguró que el autor de los disparos “es de la Unión Ferroviaria” Y con ello, sumó un nuevo testimonio contra el histórico secretario general del gremio, José Pedraza.

Además, durante la mañana de ayer, Favale posteó varios comentarios en su perfil de la red social Facebook en los que aseguró que es inocente, al tiempo que pidió que “no ensucien” a aquellos funcionarios y periodistas con los que se sacó las fotos que subió a internet. “Soy totalmente inocente y me quieren dejar engarronado con un crimen que no cometí. Como no pertenezco a la Unión Ferroviaria es más fácil encanar a un perejil que a un trabajador de la Unión Ferroviaria. Yo sé muy bien quién tiró”, precisó Favale en la red social.

“Con respecto a las fotos de (el ministro de Economía de la Nación) Amado Boudou, fue solamente de cholulo, yo no estoy ligado al gobierno, si no no estaría pidiendo un puesto de trabajo en la Unión Ferroviaria. Igualmente que con las fotos de periodistas de Canal 7 (en alusión a la que se tomó con Sandra Russo). No ensucien la carrera de los demás, que vienen haciendo las cosas correctamente”, añadió en su perfil.

En su llamado al diario porteño, según la crónica publicada ayer, Favale dijo estar “desesperado” y admitió haber estado en el lugar de los hechos porque le “pidieron que los acompañara para que los piqueteros no cortaran las vías”, y que a cambio de su presencia le habían prometido agilizar el trámite para que accediera a “un trabajo en los ferrocarriles”. “Yo no estoy con la Unión Ferroviaria, pero hice toda la solicitud de ingreso, hice todo y cuando estaba por entrar justo ocurre esto”, se lamentó.

“Trabajaba en un frigorífico pero me quedé sin trabajo. Y Pablo Díaz (el delegado del ferrocarril Roca detenido por el crimen y sindicado como el organizador de las fuerzas de choque que arremetieron contra tercerizados y organizaciones de izquierda) me prometió un trabajo. Me apuntan a mí porque quieren un perejil que no esté vinculado al ferrocarril”, agregó el hombre.

“El que tiró estaba al lado mío”

Respecto al episodio que desencadenó el enfrentamiento y la posterior muerte de Ferreyra, militante estudiantil del PO, Favale dijo que “el que tiró es de la Unión Ferroviaria”. Y aunque dijo desconocer su identidad, dio bastantes precisiones como para individualizar a quien culpa de la agresión fatal. “En el brazo derecho tiene un tatuaje de un payaso”, afirmó al respecto, y agregó que en la filmación televisiva de los hechos “se lo ve con gorrita y anteojos”.

“Está al lado mío, si casi más me vuela la cabeza a mí, yo lo puteé. Guardó el fierro, un 38, en su auto, un Focus de cuatro puertas, creo que de color champagne”, continuó con  los detalles. Y completó: “Ése es el que tira. El que lo hizo sabe que iban a poner a un perejil para que él no caiga. Tengo tres testigos que vieron cuando el tipo tira”. El hombre que se entregó ayer a la Justicia, vinculado con la barra brava de Defensa y Justicia, club que milita en la Primera B Nacional, remarcó: “Nunca fui a una manifestación con un arma. Quieren voltear a Pablo Díaz y se la agarran conmigo porque él fue el que me ofreció trabajo”.

Y sobre las fotos que subió a Facebook con el ministro Boudou, insistió en que fue una imagen tomada de casualidad, ya que no tiene ninguna vinculación. Así desmintió las acusaciones que parte de la prensa y un sector de la oposición vertieron sobre el oficialismo nacional, acusándolo de apadrinar al supuesto autor material del asesinato del joven Ferreyra. “Yo estaba buscando un puesto de laburo e iba todos los miércoles a la peña. Buscaba algo como chofer o cualquier cosa. Yo soy un «busca» de la vida. Pero mirá si voy a subir esas fotos si fuera un asesino… Estoy desesperado”, se sinceró Favale.

En sus declaraciones previas a entregarse, también manifestó temor de que le “pase algo” si habla y cuenta lo que ocurrió el pasado miércoles en el barrio porteño de Barracas. “Yo me podría haber ido del país, tuve 48 horas para escaparme, pero no tengo por qué esconderme, no tengo por qué escapar. El lunes o martes me entrego”, señaló Favale. “Pero si yo caigo preso me matan, no van a querer que hable. Si yo me tiro contra ellos voy hasta las manos, seguro. Si voy preso voy a aparecer ahorcado. Tengo muchas ganas de vivir y de vivir al lado de mis hijos, tengo tres hijos. Yo no voy a pagar por algo que hizo otro. Yo quiero que pague el que tiró, pero por qué me tienen que cagar la vida a mí. El perejil soy yo, nada más”, afirmó el barrabrava horas antes de ir por su cuenta a Tribunales.

Y concluyó: “Lo único que hice fue ir a una manifestación. Me dijeron: «Vení que sumás unos puntos para poder entrar a laburar». Iba a ir a trabajar a los talleres de Escalada como mecánico, yo soy técnico”.

Comentarios