Espectáculos

Polémica por el caso MC

El bar de Tucumán al 1000 planteó su defensa

Tras una publicación de la cantante Hilda Lizarazu en Facebook quien suspendió su show alertada por diversas situaciones de violencia de género, acoso y violencia laboral con que se acusa a uno de los responsables del local, MC expuso su punto de vista en un escrito

El frente de MC, popularmente conocido como McNamara, el bar cultural de Tucumán al 1000.
Foto: Street View Google.

La compleja situación que atraviesa MC (popularmente conocido como McNamara, el bar cultural de Tucumán al 1000) no terminó. Por el contrario, nuevas versiones salieron este miércoles a la luz para actualizar una noticia que tomó conocimiento público el sábado último tras una publicación que realizó la cantante Hilda Lizarazu en su cuenta en Facebook. La posición de la ex Man Ray fue contundente y generó mucho rebote en las redes sociales durante el fin de semana: un día antes de llegar a Rosario suspendió el concierto que tenía previsto brindar en MC alertada por “una gran cantidad de mensajes” que recibió sobre “diversas situaciones de violencia de género, acoso y violencia laboral, con que se acusa a uno de los responsables del local”.

Tras hacerse pública la cancelación, el espacio cultural difundió un escueto comunicado en el que sólo confirmó dicha suspensión. Finalmente este miércoles, MC envió un comunicado de prensa en el que destaca: “Que ante la trascendencia mediática que adquirió por medio de la viralización y repercusión en los medios periodísticos y redes sociales -difundidos de modo irresponsable y desinformado- la cancelación unilateral de la Sra. Hilda Lizarazu del recital acordado para el día 4 de agosto en el local MC. invocando como motivo justificante una «gran cantidad» de mensajes recibidos «alertándola» sobre diversas situaciones de violencia de género, acoso y violencia laboral en nuestro establecimiento, los titulares de la firma MC. a los fines de defender el buen nombre de la firma, de sus integrantes y la preservación de las fuentes de trabajo generadas por nuestra empresa, emitimos el siguiente comunicado”, comienza diciendo el parte.

Y destaca algunos puntos donde niegan “las difamaciones y falsas acusaciones vertidas por personas anónimas en la redes sociales respecto de cualquier tipo de acoso, violencia o abuso, y que en cambio resultan constitutivas de delitos contra el honor (injurias y calumnias) en nuestro perjuicio”. También expresan: “No existe ninguna denuncia penal radicada en el Ministerio Publico de la Acusación en contra los titulares de la firma MC, ni de sus empleados por delito alguno”.

En el escrito también se expresa que “tanto los titulares de la firma como sus empleados hemos sido víctimas de diversas amenazas anónimas con la finalidad de amedrentarnos, las cuales se hicieron extensivas a nuestros familiares, motivo por el cual formulamos las correspondientes denuncias penales por ante el Ministerio Público de la Acusación”.

Asimismo, acusan “una campaña de desprestigio personal y comercial” producida “instrumentalizando la sensibilidad de las personas mediante acusaciones falsas, carentes de sustento y del tenor y gravedad de las mencionadas livianamente por la cantante Hilda Lizarazu, quien en su aparente «solidaridad» con supuestas y anónimas víctimas, generan un daño irreparable e irreversible a los que integramos MC. Resulta una falta de respeto y de credibilidad a las reales víctimas de hechos aberrantes como de los que hemos sido falsa y difamatoriamente acusados”.

Y concluyen: “Por todo ello, pedimos a los medios de prensa y a la sociedad en general responsabilidad e información antes de viralizar y/o realizar un juicio de valor sobre falsos trascendidos carentes de veracidad y sustento alguno que generan un gravamen irreversible e irreparable sobre personas y familias que conforman la empresa MC”.

Hilda Lizarazu se plantó frente a la violencia de género

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios