País, Últimas

El Banco Genético hará estudios de ADN a los hijos de la dueña de Clarín

La Justicia Federal resolvió enviar al Banco de Datos Genéticos los objetos de uso personal de los hijos de Ernestina Herrera de Noble.

La Justicia Federal resolvió enviar al Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG) los objetos de uso personal de los hijos de la dueña del Grupo Clarín, Ernestina Herrera de Noble, para que se realicen allí los estudios de ADN destinados a comprobar si fueron apropiados durante la última dictadura. Organismos de D.D. H.H. ponen en duda la veracidad de los resultados porque entienden que el material a periciar fue obtenido de manera irregular.

La medida fue dispuesta por el juez Conrado Bergesio y responde a un pedido de las Abuelas de Plaza de Mayo, quienes informaron además que el BNDG deberá entrecruzar los resultados con el de todas las familias de desaparecidos que están allí y no sólo con dos que son querellantes, como pretendía Herrera de Noble.

Si bien el juez aún no se ha expedido en relación a las muestras de sangre de ambos jóvenes, obtenidas en el Cuerpo Médico Forense, el 29 de diciembre pasado sí resolvió enviar al BNDG un hisopado de saliva de Marcela tomado en esa misma oportunidad, al que consideró voluntario.

El caso volvió a tomar estado público en 2009 tras un pedido de María Isabel de Mariani realizado ante el juez Arnaldo Corazza, donde solicitó que Marcela Herrea de Noble se someta a estudios de ADN. Sospecha que es su nieta, Clara Anahí, apropiada hace 33 años tras el ataque a la casa Mariani Teruggi de calle 30 entre 55 y 56, tal como publicó en exclusivo Diagonales en su edición del martes 15 de diciembre último. Un día después declaró en La Plata el ex juez Federal Roberto Markevich (ver recuadro).

Voces. “No creo en el resultado de esos análisis. Quién me asegura que las muestras a evaluar pertenecen a Marcela y Felipe (Herrera de Noble)”, declaró ‘Chicha’ Mariani ante la consulta de este diario, aunque la titular de la Asociación Anahí consideró que la medida es “buena”.

En ese mismo sentido se expresó Abuelas de Plaza de Mayo, que “considera un avance importante que Bergesio finalmente haya actuado acorde a la Ley Nacional del Banco Nacional de Datos Genéticos”, que establece que “todas las muestras de material genético de supuestos hijos de desaparecidos deben ser procesadas en el BNDG y entrecruzarse con todas las familias que buscan a sus seres queridos”, señaló.

Ambos organismos remarcaron que aún mantienen su “preocupación” acerca de “la calidad de este material genético, que fue obtenido en allanamientos notoriamente irregulares” a los domicilios de Felipe y Marcela el 30 de diciembre pasado, un día después de que se tomaran las muestras de sangre en el Cuerpo Médico Forense.

“Por eso esperamos que las muestra de sangre que aún se encuentran en poder del juez también sean analizadas de manera urgente en el Banco, tal como marca la ley 26548”, indicaron las Abuelas.

El 4 de febrero último, la Cámara Federal de Apelaciones de San Martín hizo lugar a un recurso de queja por retardo de justicia presentado por la Fiscalía en el que calificó de “injustificadas” las demoras del juez Bergesio en este proceso.

Comentarios