Edición Impresa, Policiales

El arrepentimiento de la Hiena

El boxeador dijo que no le va a “alcanzar la vida” para pedirle perdón a la familia de Yamila González, de 20 años, que murió luego que la camioneta que manejaba chocó a un Fiat que a su vez embistió a la joven.

Barrios concurrió a los tribunales de Mar del Plata acompañado por guardaespaldas.
Barrios concurrió a los tribunales de Mar del Plata acompañado por guardaespaldas.

El boxeador Rodrigo “Hiena” Barrios dijo ayer que no le va a alcanzar la vida para pedirle perdón a la familia de Yamila González, la embarazada que murió durante el accidente que él protagonizó en enero pasado en Mar del Plata, y aseguró que se siente “muy arrepentido” por lo sucedido.

Vestido con un pantalón y camisa blancos, botas y anteojos oscuros, el pelo rapado al ras y acompañado por dos guardaespaldas de traje negro, el boxeador se presentó ayer a la mañana en los tribunales marplatenses donde se finalizaron los estudios psiquiátricos ordenados por la Justicia.

Estos análisis de los peritos de la Suprema Corte de Justicia Bonaerense, que procuraron determinar si Barrios es imputable, habían empezado el viernes pasado cuando el acusado, después de pasar 12 días preso en Batán, fue excarcelado por la Cámara de Apelaciones y Garantías de Mar del Plata.

Si bien tiene domicilio legal en Tigre, “La Hiena” permaneció en la ciudad balnearia todo el fin de se semana ya que ayer, al igual que los próximos jueves y viernes, debía presentarse en los tribunales.

“Estoy muy dolido y muy arrepentido”, expresó el boxeador, en breves declaraciones que realizó en el hall de entrada del edificio judicial.

“Mi abogado está gestionando para que me pueda reunir con la familia de Camila”, agregó Barrios mientras esperaba a subir al ascensor.

Finalmente, consultado por si le pedirá perdón a los familiares de la joven fallecida, el boxeador manifestó: “No me alcanza la vida para pedir perdón”.

Por su parte, y ante la posibilidad de que la querella pida el cambio de carátula de “homicidio culposo”, es decir sin intención y por lo tanto excarcelable, a “homicidio con dolo eventual”, castigado con hasta 25 años de prisión, José Vera, abogado de Barrios, opinó que sería un “disparate” llegar a esa calificación.

“A mí, particularmente, me parece un disparate jurídico una consideración de este tipo”, expresó el letrado.

Para el abogado, “en atención al resultado de las pericias, que han sido de manera efectiva incorporadas al legajo y que no han sido producto u objeto de impugnación de parte de las querellas y mucho menos de la fiscalía, a nuestro criterio creemos que la calificación legal está sostenida y definida”.

La semana pasada se realizaron tres peritajes: el mecánico sobre la camioneta arrojó que la misma no tenía desperfectos y los estudios de alcoholemia y toxicológicos sobre la sangre y orina del acusado dieron negativos.

También, y según Vera, los primeros resultados de los estudios psiquiátricos determinaron que es una persona imputable porque comprende la criminalidad de sus actos y dirige sus acciones.

En tanto, este jueves y viernes comenzarán los estudios psicológicos y también estarán a cargo de expertos de la Corte que tienen previsto concluir el análisis el 19 de febrero.

Barrios fue excarcelado bajo palabra por la Sala III de la Cámara de Apelaciones marplatense que consideró en su favor la falta de antecedentes penales y el hecho de que el delito que se le imputa es excarcelable. 

Barrios está acusado en la causa iniciada el 24 de enero en La Perla, Mar del Plata, cuando a bordo de una camioneta BMW X5, impactó de atrás a un Fiat 147 que se hallaba detenido en Independencia y Ayacucho.

Ese auto atropelló a Yamila González, quien estaba embarazada y murió en el hospital, mientras que Barrios luego de seis horas y protagonizar otro accidente de tránsito se entregó a la policía.

Comentarios