Edición Impresa, El Hincha

Básquet

El año de los rosarinos en el TNA fue brillante

Los representantes de la ciudad la rompieron en la primera parte de la temporada.


El inicio de temporada viene impecable y todo indica que mejorará a partir del receso. Es el caso del líder del Sur Estudiantes de Olavarría, que tiene en sus filas al alero Rodrigo Sánchez, quien promedia 32 minutos en el rectángulo, es pieza clave del goleo con 15,5 (el mejor del equipo) y en rebotes, con 6,7.

Pero el puntero del Norte también cuenta con aporte rosarino. Es que tras ascender con Hispano Americano de Río Gallegos, Pablo Fernández se mudó a Resistencia para jugar en Hindú y se hizo sentir con 12,9 puntos y 4,7 rebotes más su habitual buen porcentaje de gol exterior, en este caso del 40%. El alero, ya uno de los jugadores clave de la categoría, busca otro título.

En esa ciudad chaqueña, pero para Villa San Martín, juega Agustín Carnovale, quien asume la responsabilidad del goleo y cumple con creces con promedios de 15,9 puntos, 4,4 rebotes y 2,7 asistencias con muy buenos porcentajes de lanzamientos.

Otro habitué del TNA y símbolo de su equipo es Lisandro Villa, jugador franquicia de Gimnasia La Plata con 18,3 puntos por juego y 5,7 rebotes. El ex Atalaya es pieza clave de un Lobo de andar irregular.

Uno que se ganó el puesto en un equipo de los “importantes” fue Matías Aristu. El ex Provincial hace un poquito de todo y lo hace bien, por lo que tiene 23 minutos en cancha por juego, con 8,2 puntos y su habitual buen promedio de triples, con 37%.

El que se hace importante desde la conducción es Ramiro Iglesias en Olimpo de Bahía Blanca. Menos anotador (5,9) pero más pasador (4,3 asistencias) el ex Sportsmen se ganó su lugar con 28 minutos de promedio de juego para olvidarse de la temporada perdida por la lesión.

El que si la mete seguido es Guido Mariani, quien encontró su lugar en Parque Sur de Concepción del Uruguay y se destaca con 13,3 puntos de promedio y 3,1 rebotes.

Números muy similares tiene otro tirador. Exequiel Cassinelli, de Capitán Bermúdez, acumula 13,9 tantos de promedio, 2,8 rebotes y 2,4 asistencias para Platense.

Matías Stival, en tanto, es base de recambio de Tiro Federal de Morteros y se anotó con 4,5 puntos de promedio, sumado a 2 rebotes y 1 asistencia. Temporada de siembra para el pibe que surgió en Central y se hizo un nombre en el Federal con Sportsmen.

En Sportivo Las Parejas hay otros rosarinos, además de los entrenadores Agustín Pujol y Lionel Ossola, quienes junto a Leandro Hiriart (Viedma) son los DT que representan a la ciudad en la categoría. El pivot Marco Luchi y el base Mauro Tarrago ganan minutos en el Lobo tras llegar desde el Federal. El interno tiene 6,2 puntos y 4,7 rebotes de promedio con 20 minutos en cancha en números envidiables para una temporada debut. Y el perimetral tampoco se queda atrás con 5,1 tanto y 2 asistencias en 16 minutos de promedio.

Para los chicos también hay lugar, como Valentín Garello, con 2,2 puntos en 8 minutos de promedio en Oberá. Buena experiencia en la apuesta a futuro del ex Boca.

Por su parte, Lautaro Dadamo, chico de Timbúes que pasó de Puerto San Martín a Huracán de Trelew, se dio el gusto de jugar sus primeros minutos y anotar algunos puntos en su debut en la categoría. Todo suma.

Comentarios