Policiales, Últimas

Ataque en zona norte

El abogado baleado zafó en la causa efedrina y fue defensor de varios jóvenes vinculados a Los Monos

Fue noticia hace más de una década en la investigación por el tráfico de efedrina que lideraba Mario Roberto Segovia


Ariel González Zevallos, el abogado de 52 años baleado el sábado a la noche en una estación de servicios de calle Baigorria y Camino de los Granaderos, en la zona norte de la ciudad fue noticia hace más de una década en la investigación por el tráfico de efedrina que lideraba Mario Roberto Segovia.

En octubre de 2009, Ariel González Zevallos fue detenido y procesado por ocuparse de operaciones financieras y lavado de activos de Mario Roberto Segovia. En diciembre fue liberado y siguió vinculado a la causa. Pero fue en el marco de una investigación en que varios profesionales fueron investigados, ya que había sociedades comerciales y laboratorios armados con el fin de hacerse con la efedrina que era importada y que en ese momento no estaba considerada como una sustancia con la que se elaboraban drogas.

Cuando la causa judicial por la efedrina estaba resuelta, González Zevallos continuó con su trabajo de abogado. Y fue el defensor de los hermanos Ezequiel “Parásito” y José Horacio “Grasita” Fernández, de 28 y 33 años a los que le atribuyen relación con la bande de Los Monos,

En abril de 2018, los hermanos Fernández junto a otro joven fueron acribillados con más de 30 balazos antes de bajar del auto. Fue en barrio Martín Fierro de Granadero Baigorria. Los agresores aguardaban en un auto en el que huyeron luego de disparar. En el asiento de conductor del Chevrolet Corsa color gris quedó Gerardo Abregú, alias Abuelo, acribillado segundos después de estacionar el vehículo en la vereda. La misma suerte corrieron sus dos acompañantes José Horacio Fernández  y su hermano menor Ezequiel, quien por entonces tenía una captura por un secuestro extorsivo de septiembre de 2017, que según la investigación judicial ordenó el  líder de la banda Los Monos, Máximo Ariel “Guille” Cantero, desde la cárcel. Por ese hecho Guille fue procesado.

También fue defensor de un joven acusado en la causa en la que se investigó el homicidio de Matías “Cuatrerito” Franchetti, de 23 años, a pocos meses de asumir en la jefatura del paravalanchas leproso.

 

 

Comentarios