Coronavirus, Economía

Efectos del coronavirus

El 87% de las empresas afirma que tienen serias dificultades para pagar los salarios

Un informe del Centro de Estudios de la Unión Industrial Argentina revela que el 64% de las empresas dice que no podrá pagarlos y el 23% sólo abonará la mitad. Tres de cada cuatro empresas tuvieron una caída de las ventas mayor al 60%. Las pymes con menos de 50 empleados son las más castigadas


Un informe del Centro de Estudios de la Unión Industrial Argentina (UIA) en base a una encuesta realizada a más de 600 empresas sobre el impacto de la pandemia de coronavirus revela la delicada situación por la que atraviesan la mayoría de ellas. Dentro de este contexto se advierten caídas de ventas que superan el 60%, el 87% por ciento de las empresas, es decir casi 9 de 10, afirman que tendrán dificultades para pagar los salarios de sus empleados del próximo mes; mientras que el 65% directamente dijo que no podrá abonarlos.

Del estudio se desprende que hay un 72% de las empresas con caída de las ventas mayor al 60%. Dentro de este grupo, el 65% son empresas de actividades no exceptuadas. El restante 35% responde a actividades exceptuadas, por lo que “incluso en los sectores esenciales la producción y las ventas están condicionadas”.

La encuesta realizada por la UIA revela que un 87% de las empresas tiene serias dificultades para pagar sueldos. El 64% manifiesta que directamente no podrá pagar los salarios y otro 23% que solo podrá abonar la mitad.

En tanto del 28% de las compañías que registraron una caída de las ventas de hasta el 60%, predominan las  empresas de actividades exceptuadas (63%) para que puedan funcionar durante la cuarentena. Aun así, dada la caída de las ventas, en este grupo el 40% de las empresas tendrá dificultades para pagar sueldos; el 25% no sabe si podrá pagarlos y otro 15% solo podrá pagar a medias.

Pymes castigadas

Las caídas de las ventas castigaron más a las pymes que cuentan con un plantel de hasta 50 empleados con un derrumbe del 76,2%. En tanto, las grandes empresas con más de 300 trabajadores registraron una merma del 56% en la comercialización.

Entre las empresas que registraron una baja en las ventas por debajo del 60%, esta caída quedó expuesta tanto en la venta minorista como mayorista. Con respecto a aquellas empresas que sufrieron bajas en las ventas mayores al 60%, tampoco hubo diferencias entre los rubros minorista y mayorista.

Cheques rechazados

Las empresas presentan serias dificultades financieras, con el 75% de cheques rechazados en abril, y en el caso de las empresas más afectadas (aquellas que tienen una caída de ventas mayor al 60%) casi un 40% de las firmas tiene más del 30% de rechazos.

La encuesta muestra que la mayoría de las empresas no pudo acceder a los programas de crédito a tasas bajas que anunció el gobierno. A la falta de financiación bancaria, el 80% de empresas reconoce las dificultades para el pago de sueldos.

Los resultados del estudio muestran caídas pronunciadas en la demanda y la producción con impacto negativo sobre las obligaciones financieras y salariales del sector industrial. Los datos relevados han sido compartidos con las autoridades nacionales para mejorar la implementación de medidas vigentes y el diseño de iniciativas que atiendan las problemáticas descriptas.

Reclaman medidas urgentes

El director Ejecutivo de la Unión Industrial Argentina (UIA), Diego Coatz, advirtió que el 80% de las empresas del sector fabril no lograron acceder a las líneas de crédito al 24% que impulsó el Banco Central y afirmó que de cara al corto plazo será necesario encarar “nuevas medidas que tendrán que ser más profundas, contundentes y automáticas”.

El Economista Jefe de la principal gremial empresaria industrial del país, en una entrevista con Télam, entendió que el auxilio estatal a las empresas “sería más eficaz si las medidas fuesen lo más universales posible y la segmentación fuese excepcional” y planteó que hay que empezar a “contar con “capital de trabajo” para que retomen la actividad una vez que pase la pandemia.

En otras definiciones, Coatz dijo respecto al nivel de emisión monetaria para enfrentar la coyuntura que “si no hay errores en la política monetaria no deberíamos tener aceleración inflacionaria”, y que para sobrellevar los problemas de brecha cambiaria será importante “construir un mercado de ahorro en moneda local que sea sustentable en el largo plazo”.

“El objetivo es que todas las empresas puedan sostener el empleo y pagar los sueldos en lo inmediato. Y además, para cuidar el empleo va a hacer falta dar capital de trabajo a las empresas para que retomen la actividad una vez que pase la pandemia”, expresó.

“La magnitud y el dinamismo de la crisis hace que no haya fórmulas únicas en cada sector, y que cada uno esté buscando la mejor manera de hacerlo. En muchos casos se están dando acuerdos, y donde no hay es importante que intervenga el Estado para sostener tanto al empleo como a las empresas, sobre todo en un contexto en el que están prohibidos los despidos y carecemos de un seguro de desempleo consolidado que pueda contener al desempleo eventual que genere el freno económico”, amplió Coatz.

Más de un mes en cuarentena

La economía venía “mal parada” y la justificada cuarentena establecida por el gobierno nacional aceleró el desbarrancamiento. La cuarentena por la pandemia de coronavirus fue declarada a nivel nacional por el Ejecutivo el 19 de marzo y entró en vigencia al día siguiente y hasta el 31 de marzo. Luego fue prorrogada hasta el 13 de abril, y finalmente fue extendida hasta el 26 de este mes.

Comentarios