Coronavirus, Política

Valoración positiva

El 54% de los argentinos aprueba cómo manejó el gobierno la crisis generada por la pandemia

Si bien la imagen positiva de Alberto Fernández cayó 25% con respecto al inicio de la cuarentena, todavía mantiene un alto apoyo por parte del electorado, según una encuesta. El estudio sostiene que el oficialismo conserva "una base electoral muy sólida" en la provincia de Buenos Aires


La imagen del presidente Alberto Fernández cayó más del 25% en los últimos meses como consecuencia del manejo de la crisis desatada por la pandemia, aunque mantiene una valoración positiva del 54%. Además, el gobierno mantiene un buen caudal de votos de cara a las elecciones legislativas de 2021.

Los datos surgen de la última encuesta de Opina Argentina, que realizó un relevamiento telefónico entre 1.500 ciudadanos de todo el país.

Según este sondeo, al decretar la cuarentena obligatoria, el gobierno de Alberto Fernández alcanzó un pico máximo de popularidad por el manejo de la crisis, siendo positivamente valorado por el 88% de la población.

En la actualidad, esa percepción positiva cayó al 54%, lo que aún coloca al gobierno como un buen gestor de la crisis del Covid- 19, pero en un rango menor. Hacia el futuro, el estudio sostiene que el oficialismo conserva “una base electoral muy sólida” en la provincia de Buenos Aires, que constituye “su principal sostén electoral”.

Otra ventaja que enumera es que, históricamente, para los ciudadanos, el peronismo es visualizado como una fuerza política “capaz de reactivar la economía”, algo que será muy importante a partir de 2021, ya que la caída del PBI de este año sería superior al 13%.

También considera que será importante mantener “la unidad del peronismo” para cualquier objetivo electoral. Por otra parte, el informe señala que la principal alarma a la que debe prestar atención el gobierno es la situación económica, que pasó a ser el tema que más preocupa a la sociedad.

Otro punto a tener en cuenta es el crecimiento de “los ni ni”, aquellos que creen que ni oficialismo ni oposición pueden reactivar la economía, por lo que alientan el desarrollo de propuestas electorales más extremas, la mayoría de ellas vinculadas al liberalismo ortodoxo.

Por el lado de Juntos por el Cambio, la principal fuerza de la oposición, la oportunidad de crecer viene de la mano precisamente de las dificultades del gobierno en dar respuesta a una situación muy difícil, que conjuga crisis económica y pandemia.

Para la oposición, según el estudio, los principales problemas serán la alternativa electoral liberal que representan José Luis Espert, Javier Milei y Ricardo López Murphy, y que “aunque sigue siendo la principal fuerza opositora, exhibe una muy baja performance en la provincia de Buenos Aires”.

Comentarios