Edición Impresa, Sociedad

Educación

Efraín, un niño como miles

Una fotografía de un chico qom recibiendo su diploma de abanderado en una escuela rural del Chaco, abrazado por su abuelo y su maestro, se viralizó en las redes sociales y conmovió a la Argentina, que respondió con una oleada solidaria.


Una fotografía de un chico qom recibiendo su diploma de abanderado en una escuela rural del Chaco, abrazado por su abuelo y su maestro, se viralizó en las redes sociales y conmovió a la Argentina, que respondió con una oleada solidaria.

Un periodista de NA fue quien disparó la conmovedora situación a partir de compartir en su cuenta de la red social Twitter la foto de su tío, llamado Hugo Oscar Baricheval, un docente que trabaja desde hace 22 años en la escuela N° 239, Pedro Inchauspe, en la colonia chaqueña de Pampa Chica.

En la foto se lo ve a Efraín Abel Delgado, de 13 años, recibiendo su diploma de séptimo grado entre lágrimas con su abuelo Ángel, quien está al cuidado del menor y de su hermana Celeste desde que la madre de ambos los abandonó.

Tras la viralización de la conmovedora imagen, el docente Baricheval le contó a NA que Efraín “es un chico ejemplar que caminaba 6 kilómetros todos los días para llegar a la escuela, acompañado por su abuelo, con determinación y esmero por aprender y salir adelante”.

La familia de Efraín pertenece a la comunidad aborigen qom y el niño es uno de los 18 que egresó de la institución estatal el pasado lunes por la mañana, cuando se generó la emotiva escena que fue retratada por un anónimo, compartida por un periodista y replicada por al menos 700.000 personas de Sudamérica en Twitter.

“Chicos como Efraín hay muchos acá. Las necesidades son totales. Los chicos vienen a la escuela para comer y a veces se hace difícil. Pero con los docentes lo hacemos con dedicación, amamos esto y conocemos a cada uno de los alumnos y sus familiares”, relató Baricheval a NA.

La escuela está en una zona rural, unos 200 kilómetros al noreste de Resistencia, en la que en el verano la sensación térmica alcanza los 50 grados centígrados y la pobreza estructural golpea fuerte desde siempre: el Estado llega con lo mínimo, pero no resuelve nada.

Baricheval relató que en sus 22 años de servicio no había recibido tantos gestos de solidaridad de decenas de medios de prensa y cientos de argentinos que lo llamaron para enviarle donaciones a la escuela. “Esto es inmenso, impactante y emocionante. Ojalá llegue algo para los chicos”, dijo.

Ante el impacto de la imagen y de los comentarios que generó en las redes sociales Twitter y Facebook, los canales de televisión y las radios hablaron del tema que también fue tapa de diarios porteños ayer y enviaron equipos a realizar informes en la escuela y la zona rural chaqueña.

Efraín es conocido en la escuela como un niño inteligente y predispuesto, y ahora que ya comenzará el colegio secundario tendrá que viajar todos los días unos 15 kilómetros hasta la ciudad más cercana, que es Pampa del Indio, en el departamento de General San Martín.

El abuelo del niño y el tío, Sergio, contaron que al chico le hacía falta una bicicleta y a las pocas horas, el menor ya recibió dos para que junto a su hermana Celeste puedan pedalear a la vera de la Ruta provincial 3 hasta Pampa del Indio para cursar el colegio.

Pero los gestos de solidaridad en las redes sociales fueron irrefrenables y en medio del aluvión surgió la idea de juntar bicicletas, zapatillas, útiles, juegos didácticos para el jardín de infantes, entre otras cosas en la Capital Federal y llevarlas en un camión en marzo, cuando se inicie el ciclo lectivo 2017.

Personalidades del deportes y la cultura se expresaron en Twitter emocionados por la fotografía y se ofrecieron a colaborar en la campaña solidaria para los chicos de la escuela N° 239 de Pampa Chica, donde las necesidades están a la orden del día lejos del ruido político que, para ellos, no resuelve nada.

Comentarios