Edición Impresa, Mundo

EE.UU. quiere saber quién paga por heridos haitianos

Fuerzas militares norteamericanas suspendieron evacuaciones médicas a su país por una cuestión monetaria

Solidaridad de mercado. A la principal potencia del mundo los números no le cierran.
Solidaridad de mercado. A la principal potencia del mundo los números no le cierran.

Las fuerzas militares estadounidenses anunciaron ayer que suspendieron las evacuaciones médicas a Estados Unidos de los heridos graves haitianos víctimas del terremoto hasta que se determine quién pagará por su cuidado.

“Suspendimos temporalmente los vuelos de evacuación de ciudadanos haitianos”, dijo el capitán Kevin Aandahl, portavoz de el mando militar de transporte (Trasnscom).

“Aparentemente, algunos Estados (norteamericanos) no estaban dispuestos a aceptar la entrada de pacientes haitianos para un tratamiento continuado” por heridas graves, explicó Aandahl.

“Sin un destino al que volar, no podemos trasladar a nadie. Si no tenemos permiso para traerlos, o no los aceptarán, no podemos realizar la misión, es muy simple”, sostuvo el capitán Aandahl.

El diario New York Times informó que los vuelos militares con personas con lesiones en la columna, quemaduras y otras heridas graves, finalizaron el miércoles pasado luego de que el gobernador de la Florida, Charlie Crist, solicitó apoyo al gobierno federal para pagar por el cuidado de los heridos.

Hasta ahora los hospitales en Florida han tratado a más de 500 víctimas del terremoto, incluyendo a un niño rescatado de entre los escombros con el cráneo y varias costillas rotas, añadió el informe.

Los vuelos a otros estados que recibieron pacientes haitianos también fueron suspendidos. La suspensión de envío de heridos haitianos a EE.UU. “podría ser catastrófica para los pacientes”, sostuvo el doctor Berth Green, cofundador del Proyecto Medishare para Haití, una organización sin fines de lucro asociada con el Miller School of Medicine de la Universidad de Miami, que ha estado evacuando unos doce heridos por día. “La gente se muere en Haití porque no pueden salir”, afirmó Green en el NYT. El gobernador Crist no especificó cuánto le costaba a Florida el servicio de salud que estaba brindando, pero el número y complejidad de los casos elevaba la cifra a varios millones de dólares, agregó.

Este gasto no previsto ocurre en una coyuntura económicamente complicada para Florida, en donde además Crist se encuentra bloqueado en su carrera hacia el Senado por el escaño que ocupaba el republicano Mel Martinez, indicó The Times.

España ayuda contra tráfico de niños

En otro orden, el gobierno español ofrecerá a las autoridades haitianas un sistema de identificación genética que le permitirá luchar contra los tráficos de niños tras el terremoto que devastó a la capital, Puerto Príncipe, a comienzos de enero.

Este programa de identificación genética, “ADN-Prokids”, desarrollado por la Universidad de Granada, permitirá constituir una base de datos para ayudar a las autoridades haitianas a luchar contra los tráficos de niños, según un comunicado difundido por el ministerio español de Asuntos Exteriores.

El sistema consiste en establecer las huellas genéticas de los menores declarados sin familia, a partir de muestras de saliva o sangre, y paralelamente crear un fichero genético de los padres que hayan declarado la desaparición de niños, con el fin de comparar las dos listas.

Este programa, que ya fue adoptado por varios países en 2009, permitió identificar a 230 niños de 12 nacionalidades diferentes víctimas de tráficos.

En Davos instan al sector privado

En Davos, los líderes políticos instaron al sector privado a invertir en forma masiva en Haití y aprovechar las oportunidades que brinda la reconstrucción del país devastado por el sismo, pero la apuesta no surtirá efecto si no se garantizan la seguridad y una estrategia a largo plazo.

Aprovechando la presencia de 2.500 dirigentes económicos y políticos, el Foro Económico Mundia había invitado al ex presidente norteamericano Bill Clinton, enviado especial de la ONU en Haití, para persuadir al mundo empresarial de comprometerse con el país caribeño en el marco de una “asociación” coordinada con la ONU, el gobierno haitiano y ONGs. Los cuatros sectores citados por los expertos son el agroalimentario, el textil, el turismo y el de ingeniería y construcción.

Comentarios