Coronavirus

Estudiar en cuarentena

Educación: una auspiciosa iniciativa de estudiantes secundarios para garantizar la conectividad

Alumnos de distintas escuelas públicas de la ciudad de Buenos Aires presentaron un proyecto de ley en la Legislatura de Capital Federal con el objetivo de garantizar el acceso a computadoras y a internet para sostener las clases virtuales en épocas de pandemia


Estudiantes secundarios que asisten a escuelas públicas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Caba) presentaron un proyecto de ley en la Legislatura porteña para que el Estado garantice el acceso a computadoras y a internet a estudiantes y docentes, para reducir la brecha digital y poder garantizar la cursada virtual a aquellos que no cuenten con los recursos de conectividad necesarios. Apuntan a que el Ministerio de Educación e Innovación porteño arbitre convenios con empresas de telecomunicaciones para la libre navegación de plataformas, blogs y demás herramientas educativas para permitir el acceso a docentes y estudiantes en el marco de la suspensión de clases presenciales por la pandemia de coronavirus, y a la reactivación del plan Sarmiento para el acceso a dispositivos digitales.

Mila Mondello tiene 16 años y cursa cuarto año en la escuela Mariano Acosta, de la ciudad de Buenos Aires. Además integra la agrupación de estudiantes secundarios El Semillero, que tiene representación en 25 colegios secundarios de Caba. “Nos agrupamos para legitimar la educación pública, que en Capital Federal está bastardeada hace doce años, con el objetivo de formar los cuadros políticos del futuro”, explicó la estudiante a El Ciudadano.

“Apuntamos a entender las lógicas de la ciudad más rica del país, que tiene profundas desigualdades estructurales y contradicciones muy difíciles de saldar políticamente”, dijo y agregó: “Nos formamos para entender nuestro territorio. Somos estudiantes secundarios que compartimos criterios ideológicos y metodológicos, aportando nuestra granito de arena en la construcción de centros de estudiantes”.

Según contó Mila a este diario, desde el momento en que el gobierno nacional anunció la suspensión de las clases en todo el territorio argentino –unos días antes de que se decretara el aislamiento social, preventivo y obligatorio– se reunieron con representantes de distintos centros de estudiantes  para debatir sobre las dificultades de este momento histórico.

“Se dispuso la cursada virtual desde el 18 marzo, pero lo que pasa es que muchos estudiantes no tenían garantizada la conectividad”, detalló Mila. Algunos se encontraron con que no tenían computadora, o tal vez había sólo un dispositivo para toda una familia con varios hijos e hijas, o con padres y madres que debían utilizarla para el teletrabajo. Otros ni siquiera cuentan con una conexión a internet, lo que imposibilita el desarrollo regular de la cursada.

En los primeros días de la cuarentena, desde El Semillero enviaron una carta al Ministerio de Educación e Innovación de Caba para plantear esta situación e impulsar propuestas para la cursada. “Esa carta nunca fue respondida”, dijo Mila. A partir de allí, decidieron cambiar la estrategia y apuntar a la Legislatura porteña a través de un proyecto de ley.

 

El proyecto

La iniciativa de El Semillero, que contó con el apoyo del legislador por el Frente de Todos, Juan Valdez, y de otros legisladores opositores al oficialista Cambiemos, apunta principalmente a que las empresas de telefonía celular liberen datos móviles para el uso de plataformas educativas para que cualquiera pueda acceder a ellas. “Hay algunas plataformas, como Google Classroom, que se utilizan mucho para dar clases virtuales. El objetivo es que todos los estudiantes podamos acceder”, detalló la estudiante. La propuesta es que sea el Ministerio de Educación e Innovación de Caba el que articule este convenio con las empresas de telecomunicaciones.

La otra pata del proyecto –que ingresó por mesa de entrada y obtuvo un dictamen de minoría en la comisión de Educación–, es que se destrabe la entrega de las computadoras del Plan Sarmiento, y que se agilicen los mecanismos para desbloquear las que ya fueron entregadas.

“El Plan Sarmiento es un plan del Ministerio de Educación de Caba que entregaba notebooks cuando los alumnos iniciaban el primer año de la secundaria, pero la última generación que la recibió fue el ingreso 2017, así que hoy los alumnos de los tres primeros años del secundario no las tienen”, dijo Mila.

El problema para quienes disponen de ellas, agrega la estudiante, es que esas computadoras suelen bloquearse y para desbloquearlas hay que iniciar un engorroso trámite de reactivación al que es difícil acceder.

El proyecto de ley presentado en la Legislatura porteña apunta a resolver esas dos cuestiones: por un lado, solicita al Ministerio de Educación e Innovación de Caba que arbitre los medios para la entrega de dispositivos tecnológicos a aquellos estudiantes que no hayan recibido una en el marco del Plan Sarmiento. Y, por otro, busca facilitar esos desbloqueos para que puedan realizarse en forma remota para evitar la circulación de las y los estudiantes.

“Nuestra idea es que esta situación sea parte del debate público. Las cuestiones de educación nunca transcendieron mucho en Caba. Tenemos un proyecto de ley para que se articulen cuestiones más profundas y para que no se pierda gran parte del año escolar”, enfatizó.

Comentarios

10