Espectáculos

Édgar Ramírez espera que “Jungle Cruise” se convierta en “la saga de aventuras de esta década”

El actor de origen venezolano radicado en Hollywood habla acerca del film del realizador catalán Jaume Collet-Serra que protagoniza, que se conoció el jueves último en los complejos de cine locales y que también se puede ver a través de la plataforma Disney+ bajo la modalidad Premier Access


El reconocido actor venezolano Édgar Ramírez, que en la película de Disney Jungle Cruise estrenada el jueves último en los complejos de cine locales encarna a un conquistador español que opera como antagonista y fundamento de la trama protagonizada por Dwayne Johnson y Emily Blunt, aseguró que la película, que también se encuentra disponible en la plataforma Disney+ bajo la modalidad Premier Access, es una propuesta “maravillosa y divertidísima” que espera que se convierta en “la saga de aventuras que nos acompañe durante esta década”.

Ramírez, que se hizo un lugar en Hollywood a través de sus trabajos en films como La chica del tren (2016) y como el diseñador Gianni Versace en la segunda temporada de la exitosa serie American Crime Story (2018), interpreta en esta ocasión a Aguirre, un explorador de la época colonizadora de Sudamérica que es atrapado por la selva amazónica en su búsqueda de la mitológica flor del Árbol de la Vida para salvar a su pequeña hija enferma.

Su historia se transforma en el puntapié inicial de la trama, que comienza siglos después, en 1916, cuando la intrépida científica Lily Houghton (Blunt) decide partir desde Londres junto a su simpático hermano MacGregor (Jake Whitehall) hacia la jungla para hacerse con un ejemplar de la misteriosa planta y así hacer un aporte a la medicina moderna y salvar miles de vidas en el marco de la Primera Guerra Mundial.

Para eso, contratan al carismático y hábil capitán Frank Wolff (Johnson) para que los traslade en su embarcación a vapor hacia los pagos amazónicos, mientras son perseguidos por Joachim (Jesse Plemmons), un malvado príncipe alemán que intentará arrebatarles la oportunidad.

En el camino, una tribu de indígenas, animales salvajes y un escenario totalmente hostil para los protagonistas europeos darán paso a peligrosas y vertiginosas secuencias que despiertan a Aguirre y sus secuaces, quienes también enfrentan al trío para recuperar la sobrenatural flor y así zafarse de la maldición que consume sus almas materializadas por serpientes, abejas y raíces.

Sobre su rol, Ramírez comentó que “es parte como de un dramón, porque dentro del contexto de las aventuras, del humor y de la acción, es alguien que transita desde las intenciones más nobles hasta la oscuridad más amarga”. Y agregó: “Termina siendo una suerte de ópera suya en medio de esta trama, y me pareció un personaje muy interesante de explorar”.

Con una notable labor de producción y de efectos visuales, la película está inspirada en la histórica atracción homónima de los parques de diversiones de Disney, y es la apuesta de la compañía por repetir el éxito de la saga de Piratas del Caribe, también basada en un icónico espectáculo de Disneyland.

El film cuenta con la dirección del español Jaume Collet-Serra (La Huérfana, Non-Stop: Sin escalas), y es un regreso fiel a las historias más clásicas y formalmente inocentes del género, con una sorpresiva mirada que no evade pero tampoco profundiza en temas del debate actual como el machismo y la homofobia.

Respecto de qué fue lo que más le atrajo de este proyecto, Ramírez expresó: “Obviamente una película inspirada en una de las atracciones más icónicas del universo de Disney era algo muy especial, y sobre todo tener la oportunidad de encararlo con alguien tan querido como Jaume, que es mi amigo personal y desde hace tiempo teníamos el deseo de trabajar juntos. El elenco también es maravilloso, se agradece trabajar con gente con una vibra tan bonita, así que era muy fácil tomar la decisión de sumarme a la película”.

El actor habló también acerca de este retorno de Disney a sus propuestas más clásicas del cine de aventuras. “Los clásicos de aventuras lo son por razones muy válidas, y tiene que ver con que necesitamos la aventura en nuestras vidas, la sensación de aventura, de correr riesgos que podamos superar. Creo que eso es algo muy arraigado en nuestra naturaleza como seres humanos, algo muy antiguo además, desde las cavernas y las pinturas rupestres y los griegos con sus mitos para interpretar lo aleatorio de la vida. Por eso creo que este género es muy importante, específicamente dentro del cine se ve cómo nacen sagas que acompañan a una generación entera durante un tiempo, como lo fue Indiana Jones en los 80, o Piratas del Caribe en años anteriores. Por eso espero que Jungle Cruise pueda convertirse en la saga de esta década y que nos acompañe por varios años”, dijo el actor.

En el mismo sentido, Ramírez habló acerca de cuál fue el diferencial que le aportó Collet-Serra a la realización de la película: “Fundamentalmente su comprensión y el entendimiento de la experiencia; Jaume es un cineasta muy valiente y se echó al hombro un proyecto titánico. Sólo cuando estás ahí se entiende su dimensión. Es un trabajo muy laborioso porque la curaduría de cada plano en una película como esta es muy detallada y acuciosa. Él siempre quiso hacer grandes películas, desde el principio de su carrera se planteó hacer películas grandes, de entretenimiento, efectivas, que te hagan viajar, y eso es algo que yo valoro mucho, porque es muy auténtico de su parte, y me pone muy orgulloso que una compañía tan importante como Disney haya puesto su confianza en la visión de Jaume, y que nos haya invitado a nosotros a ayudarlo”.

Finalmente, de cara a un estreno internacional de regreso a la presencialidad luego de la pandemia, el actor habló acerca de cuáles son sus expectativas: “Espero que todas las personas que la vean logren por unos minutos poder escaparse y soñar con mundos fantásticos, poder abstraerse un poco de esta realidad tan dura y opresiva que estamos viviendo alrededor del mundo. La pandemia puso definitivamente una sombrilla muy pesada sobre la otra gran cantidad de problemas que ya teníamos; son tiempos difíciles, de mucha incertidumbre y miedo, y creo que un poco de abstracción y poder imaginarnos un mundo excitante es muy sano en estos momentos”.

Comentarios