Edición Impresa, Mundo

Ecuador ofrece a WikiLeaks una plataforma de acción

El gobierno de Rafael Correa invitó al fundador del sitio a vivir en el país y formar más investigadores.

Al tiempo que las “revelaciones” de los secretos diplomáticos del gobierno de Estados Unidos causaron reacciones que oscilan entre el escándalo y el desinterés total en distintas capitales del mundo, el gobierno de Rafael Correa invitó a Julian Assange, creador de la página web WikiLeaks, para que exponga en Ecuador su documentación relacionada con países de América latina e incluso le ofreció residencia en el país.

“El objetivo –precisa la nota oficial, difundida por la agencia Prensa Latina– es conocer de primera mano tal información a través de conferencias y ofrecer a Assange la posibilidad de realizar un trabajo investigativo y formar a la vez investigadores en Ecuador”.

WikiLeaks está publicando a través de medios de Estados Unidos y Europa una selección de 250.000 documentos del Departamento de Estado norteamericano que asegura haber obtenido de los archivos de Washington.

Al respecto, el gobierno estadounidense aseguró que empezó a poner en marcha  nuevas restricciones al traspaso de información confidencial entre los distintos organismos de gobierno para evitar filtraciones como las que permitieron a WikiLeaks difundir nuevas “revelaciones” de la diplomacia estadounidense que en la mayoría de los casos no pasan de chismes de la prensa de distintos países levantados por los agentes de información en las embajadas de Estados Unidos en todo el mundo y enviados al Departamento de Estado en una práctica habitual y consentida en el mundo diplomático.

La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Rodham Clinton, se mostró escandalizada por el “robo” de información confidencial y pidió disculpas a los países que pudieran sentirse afectados por la difusión de estos informes y una actitud encarada a teñir de dramatismo y darle mayor entidad todavía a las publicaciones de WikiLeaks.

En Ecuador, el vicecanciller Kintto Lucas dijo ayer que su país ofrece “darle una residencia ecuatoriana” a Assange, director del portal WikiLeaks, al precisar que “no es asilo político porque no es ningún perseguido” de ese tipo.

Assange es un periodista australiano, programador y activista de internet, quien en julio último hizo público 92 mil documentos sobre la guerra de Afganistán que incluía cifras sobre víctimas civiles provocadas por soldados de Estados Unidos y de países aliados.

WikiLeaks es un sitio web que publica informes anónimos y documentos filtrados con contenido sensible en materia religiosa, corporativa o gubernamental, preservando el anonimato de sus fuentes. Fue lanzado en 2006 y esta semana está difundiendo 250 mil informes entre los cuales embajadores estadounidenses comentan y valoran a los líderes mundiales, además de información sobre terrorismo y proliferación nuclear.

También revela que el secretario general de la ONU , Ban KiMoon, y representantes de China, Rusia, Reino Unido y Francia, todos ellos miembros permanentes del Consejo de Seguridad, se encuentran en el punto de mira de los servicios de inteligencia de Estados Unidos, lo cual no debería sorprender sino a algún incauto.

Para agregar más interés a la difusión de documentos WikiLeaks informó que sufrió un ciberataque y admitió la deserción de algunos de sus miembros para crear un sitio rival (ver aparte).

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios