Política

Lo que pasó en el Congreso

Ecos del escándalo: cruces entre diputados santafesinos

Legisladores de Santa Fe se cruzaron por la sesión en Diputados. El oficialista Laspina dijo que fue “una trampa del kirchnerismo”. La peronista Rodenas y el massista Grandinetti lo tildaron de reduccionista. Cambiemos negó quórum y se levantó la sesión que iba a tratar proyectos contra los aumentos


El fracaso de la sesión en la Cámara de Diputados de la Nación para tratar proyectos que frenen el aumento de tarifas generó cruces entre la oposición y Cambiemos. El oficialismo negó el quórum y la sesión terminó en escándalo. Faltaba un solo diputado cuando el presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó, levantó la sesión a pedido del legislador salteño Alfredo Olmedo, quien al principio se había presentado y fue tratado de “corrupto” por sus pares.

El diputado nacional macrista por Santa Fe Luciano Laspina explicó a El Ciudadano que Cambiemos no salió al recinto para “no caer en la trampa del kirchnerismo, que intentaba poner en discusión el proyecto de Cristina Kirchner, repitiendo la receta que dejó a la Argentina con este problema energético”.

“Los argentinos estamos enfrentando una situación dramática en materia de energía. No nos podíamos prestar a este juego político”, dijo Laspina. Y recordó: “El kirchnerismo decía que la energía era gratuita, lo que es una mentira. Miles de millones de dólares en subsidios fueron a parar a las compañías de energía”.

El proyecto del Frente para la Victoria era uno de los que la oposición planeaba tratar. Éste contemplaba retrotraer las tarifas de luz, gas y agua al 1° de diciembre de 2017 con un congelamiento de las mismas.

A ese proyecto adhirió la diputada del Nuevo Espacio Santafesino Alejandra Rodenas, quien consideró que Cambiemos “hace una reducción, porque no sólo estaba el kirchnerismo, sino todo el arco opositor”.

Rodenas explicó que la Argentina es el tercer país de la región de mayor gasto en tarifas en relación al salario. “Un hogar sufre de pobreza energética cuando gasta más del 10% de su salario en energía. Si gasta más del 20%, como sucede en la Argentina, estamos hablando de extrema pobreza energética”, dijo la diputada rosarina.

“La lógica que impone Cambiemos es la de un laberinto sin salida. Ellos saben cuáles son las consecuencias de las decisiones que toman, pero tienen a la mayoría de los medios que son funcionales y confunden a la sociedad”, se quejó. Y señaló que el macrismo “debió haber dado quórum para debatir de cara a la sociedad”.

Proyecto alternativo

El diputado santafesino del Frente Renovador Alejandro Grandinetti presentó su propio proyecto. Propone retrotraer el cuadro tarifario al 1° de enero de 2018, reducir el IVA de la factura al 10,5%, instar a las provincias a eliminar gravámenes fiscales y una tarifa social más inclusiva.

En diálogo con El Ciudadano el legislador consideró como “un error” de Cambiemos “no interpretar lo que está ocurriendo en la calle, que es que la gente no puede pagar al energía”. El malestar al que hace referencia Grandinetti se manifestó anteayer en las calles rosarinas con un ruidazo convocado por la Multisectorial contra el Tarifazo.

“El oficialismo no salió al recinto para no generar un debate en un lugar donde no pueda controlarlo. La apuesta política la entiendo, pero no advierten que hay un límite en el presupuesto de las familias y un gran inconveniente en pymes y comercios”, analizó.

En tanto, respondió a Laspina: “Es un economista, que no haga análisis político de esto. Hay un afán de reducirlo todo a la rosca y la realidad es que las tarifas no se pueden pagar”.

Si te gustó esta nota, compartila