Conciertos, Edición Impresa, Espectáculos

Reunión exigente pero natural

Dúo de talentos: Fernando Cabrera y Martín Buscaglia visitan Rosario

Los talentosos músicos uruguayos Martín Buscaglia y Fernando Cabrera inician en Rosario una serie de conciertos en la Argentina en los que revisitarán sus repertorios y adelantarán nuevos temas a dos voces y guitarras eléctricas.


“La primera vez que me enganché a escuchar a Fernando (Cabrera) fue con Baldío, un grupo que tuvo antes de sacar su primer disco solista”, recordó Martín Buscaglia. “Antes de cristo”, apuntó entre risas y de fondo el mismo Cabrera. Los músicos uruguayos acababan de pisar suelo argentino cuando atendieron a El Ciudadano para contar algunos detalles de las presentaciones en conjunto que llevarán a cabo en el país, a partir de su debut de esta noche en Rosario este viernes, a las 21.30, en la Plataforma Lavardén. (Mendoza y Sarmiento), en el marco del ciclo De Par en Par, para después tocar el sábado en Buenos Aires y el domingo en Bahía Blanca.

Buscaglia tenía 11 años en ese momento y ya era “muy melómano”, según dijo. Por separado Cabrera y Buscaglia son referentes de dos generaciones de músicos uruguayos. El primero, autor fundamental de la música popular, es guitarrista, canta con una voz muy personal, compone, arregla y escribe poemas. Sus comienzos artísticos datan del 77, cuando comenzó a rotar con distintas formaciones hasta iniciar su carrera solista en el 84. El segundo, conocido como el hombre orquesta, es un versátil multiinstrumentista cuya innovadora estética supo conquistar un extenso público. Integró varias formaciones, editó materiales solistas y algunos en conjunto con artistas como Kiko Veneno y Antolín, entre otros.

La idea de mezclar sus dos estéticas, muy distintas entre sí, fue de los organizadores del Festival Medio y Medio que se realiza en Punta Ballena, cerca de Punta del Este. “Nosotros participamos por separado otros años, pero esta vez se le ocurrió al productor que hiciéramos algo juntos”, relató Cabrera. Y continuó: “Allá fuimos. Lo que no sabíamos es que después eso iba a despertar el interés que ahora nos trae a la Argentina”.

“Cuando uno tiene la suerte de encontrarse con un músico tan rico como Martín todo se facilita, es un placer”, contó el autor de “El tiempo está después”, “La casa de al lado” y “Un par”. “Somos bastante diferentes pero también tenemos puntos de encuentro muy ricos, muy armoniosos. Los estilos que tenemos se entrelazan bien, se complementan”, agregó, mientras sobre la unión Buscaglia aportó: “No me gustan las cosas que se parecen mucho a mí, para eso estoy yo. Me interesa cuando veo en el otro equivalencias, cuando el otro mira el mundo de una forma que puedo entender pero que usa sus fortalezas, su bagaje, sus influencias”.

“Juntarse a tocar tiene por un lado la exigencia de unirte con otro y ver qué herramientas tuyas funcionan ahí. Pero al mismo tiempo tiene una simplicidad inevitable, no podés forzarlo. Es como hacerte amigo de alguien. Se da o no se da”, analizó quien cuenta en su haber con los registros El Pimiento Indomable, Temporada de conejos y Somos libres, entre otros. Y resumió: “Es inspirador y te saca de lo habitual, pero al mismo tiempo es natural; así que es exigente y simple al mismo tiempo”. Para aquel show en Punta Ballena que tuvo lugar en enero los músicos mezclaron su repertorio, aquel que tocan hace tiempo y algunas cosas nuevas. “Con su repertorio me llevo bárbaro”, dijo Cabrera. Aunque confesó: “Es un poco extraño, porque tenemos estilos diferentes pero es una linda exigencia”.

“El dúo no sólo tiene la seducción de juntarte con alguien sino que vamos a tocar con dos guitarras eléctricas. Eso ya te incita o te genera una novedad, con dos criollas hubiera salido bien igual pero esto tiene una cosa tímbrica y de arreglos diferente”, adelantó Buscaglia.

“Compartimos una noción de grandeza de la música –agregó–, eso es algo superior a cualquier músico. Un sentimiento de estar al servicio de algo mayor. Entonces hay un entendimiento sin palabras porque la música es un vehículo que te explica todo”.

Además y entre los puntos que los unen, Buscaglia explicó que ambos pertenecen a una misma tradición de música uruguaya: “Los dos tenemos un toque de viola particular y cantamos de un modo propio. Hay una tradición de cantores muy singulares que exprimen lo que les tocó para sacarle el mejor jugo posible. Me siento un eslabón más de músicos compositores uruguayos en la cual Fernando es un diamante, una bisagra ineludible”.

LOS DISCOS QUE SE VIENEN

Esta noche los músicos adelantarán sus próximos discos. En el caso de Cabrera el material está en plena grabación: “Ya tenemos nueve temas listos. Estoy contento con mi quinteto. Saldrá en primavera”, adelantó. Buscaglia está en la etapa de preproducción de un material que verá la luz el año que viene: “En el último tiempo hice algunas trilogías sin planearlas. Después, los últimos tres discos fueron intentos de escaparme de mi mismo, grabé con Kiko Veneno y con Antolín, discos grabados en poco tiempo. Ahora que esa trilogía cerró supongo que empezará otra. Más en solitario y no tan instantánea”.

Comentarios