Región

Cayeron más de 800 milímetros

Drama en el norte provincial: 300 mil hectáreas bajo agua

Por las lluvias, evacuaron a 72 personas en los departamentos Vera y 9 de Julio. El gobierno provincial decretará la emergencia hídrica que incluye beneficios impositivos para los productores afectados


Foto: @NacionalAM540

Por las intensas lluvias registradas en el norte provincial, que afectarán al menos 300 mil hectáreas de los departamentos Vera y 9 de Julio, el Poder Ejecutivo prevé decretar la emergencia hídrica en los próximos días, según anticipó el ministro de Gobierno, Pablo Farías.

En menos de un mes, desde el 14 de diciembre de 2018 y hasta la primera semana de 2019, cayeron más de 800 milímetros en la zona, una marca que está muy por encima del promedio estacional. Hasta la tarde del martes había 72 personas evacuadas en Villa Minetti, El Nochero y Santa Margarita, asistidas por las comunas y por el gobierno provincial.

El ministro Farías y el secretario de Protección Civil de la provincia, Marcos Escajadillo, dieron detalles en conferencia de prensa, este martes, sobre los trabajos que realiza el gobierno en las localidades afectadas por las lluvias.

Farías recalcó que “el fenómeno hídrico del trimestre octubre, noviembre y diciembre, que va a continuar en enero y febrero, está por encima de la media estacional normal y está afectando a todo el territorio de la provincia, pero ha tenido una fuerte presencia hídrica en los departamentos del norte”.

Según datos oficiales, en los departamentos 9 de Julio y Vera cerca de 300 mil hectáreas van a estar afectadas por la inundación. Por ese motivo, la provincia va a decretar medidas extraordinarias. “En los próximos días se va a declarar la emergencia hídrica, que va a tener un impacto en el tratamiento impositivo en las producciones de la zona”, adelantó Farías.

“La normativa es importante a la hora de paliar los efectos que serán negativos en el sistema productivo de la zona”, explicó el ministro. “Se está terminando de hacer una evaluación más precisa de las localidades y áreas que van a ser declaradas en emergencia, porque todavía sigue habiendo precipitaciones importantes”.

 

Evacuados y defensas

 

Entre el lunes y el martes llegó a haber 81 personas evacuadas. El último informe oficial indica que ahora son 72 los evacuados. “Las autoridades de los ministerios de Salud, Desarrollo Social e Infraestructura están recorriendo las zonas y la presencia del gobierno está garantizada junto con todos los servicios que hagan falta para paliar la emergencia”, aseguró Farías.

“Se está haciendo un trabajo defensivo desde hace más de un mes en la construcción de represas y terraplenes y actualmente se está trabajando en la consolidación de estas defensas con colaboración de vecinos interesados e instituciones que se suman voluntariamente”, agregó el ministro de Gobierno.

“Hay un plan hídrico que se vine desarrollando en la provincia, del cual los departamentos del norte son parte, pero en particular el año pasado se hizo un proceso sobre los bajos submeridionales y se logró un acuerdo con instituciones y autoridades locales sobre cómo va a ser el manejo a futuro; hemos logrado un consenso sobre cómo administrar el recurso hídrico de los bajos submeridionales, que hoy es la parte más afectada por el fenómeno hídrico”, indicó Farías.

“De todos modos, hoy estamos ante la presencia de valores hídricos que son excepcionales, de recurrencia muy esporádica y difíciles de contener con obras específicas”, aclaró el ministro.

Trabajo colaborativo

 

Por su parte, Escajadillo informó que “el gobierno provincial está trabajando codo a codo con las autoridades locales, intendentes, presidentes comunales y organizaciones para dar respuestas, sobre todo en las líneas de defensa de las áreas urbanas”.

“Desde el 14 de diciembre del año pasado que venimos con una presencia fuerte en los departamentos 9 de Julio y Vera. Allí los acumulados, que ya se veían en esos días, eran muy importantes, no solamente con agua sobre la zona, sino con agua que venía desde Santiago del Estero y Chaco”, describió el titular de Protección Civil.

La regional de Bomberos Voluntarios del noroeste provincial y personal del Ejército Argentino colaboran con los gobiernos locales y las autoridades provinciales en la gestión de la crisis hídrica. Se trabaja en la asistencia de los evacuados y también en el fortalecimiento de las defensas, para que no se produzcan grietas, erosiones o desmoronamientos que faciliten el sobrepaso del agua.

Este martes por la mañana la ministra de Salud de la provincia, Andrea Uboldi, estuvo recorriendo la zona acompañada por enfermeros y médicos, para evaluar las necesidades sanitarias. Además, este miércoles se sumarán voluntarios de la Cruz Roja para colaborar con las tareas.

Rutas y caminos

 

Por otro lado, el secretario de Protección Civil aclaró que “no hay rutas importantes cortadas. Hay caminos distritales y rurales que están cortados para favorecer el escurrimiento de las aguas y que la masa hídrica no presione la línea de defensa”.

Asimismo, Escajadillo detalló que “todos los espejos de agua, arroyos y canales están siendo monitoreados por la Secretaría de Recursos Hídricos; de igual manera, al estar en terreno y tener una red de comunicación, cuando empiezan a subir los niveles en algún lugar, inmediatamente nos informan y estamos acompañando a las autoridades locales para ver el menor impacto posible”.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios