Edición Impresa, Policiales

un delito singular

Dos terneros en un Suzuki Fun: los “levantaron” de un campo de Máximo Paz


Dos villagalvenses y un rosarino fueron condenados ayer a 4 años de prisión por llevarse dos terneros en el baúl de un Suzuki Fun de un campo de Máximo Paz. El juicio oral se llevó a cabo en los Tribunales de Villa Constitución y los condenados quedarán en libertad hasta que esté firme la sentencia. Esta es la segunda semana seguida que el rosarino apareció en las crónicas policiales. La primera fue el viernes pasado cuando quedó demorado junto a su pareja María S. luego de que se produjera el crimen de la hermana de Ariel Cantero, fundador de la banda Los Monos. Al día siguiente, la pareja recuperó la libertad aunque continuarán relacionados a la causa que investiga la balacera en España al 7100, que dejó como saldo el crimen de la mujer y tres muchachas heridas.

Dos hombres aprovecharon la noche del 29 de marzo de 2016 para entrar a un campo de la zona rural de Máximo Paz. La eligieron a dos terneros y les ataron las patas. Satisfechos con el botín, llamaron a su chofer que estaba de campana en una estación de servicio. Eran pocos más de las 21 cuando el cómplice apareció en un Suzuki Fun y cargaron los animales como pudieron en el baúl. Las idas y vueltas del auto compacto en la estación de servicio del pueblo llamaron la atención de la Guardia Rural. El trío iba por la ruta provincial 90 cuando se dieron cuenta de que los policías los seguía. La persecución no duró mucho: cuando el conductor llegó al cruce de esa ruta con la 178 perdió el control y se chocó el guardarrail. En ese lugar, los uniformados detuvieron a dos villagalvenses: el copiloto fue identificado como Pablo José Pérez, de 31 años, y el conductor como Alejandro Luis Rojas, de 40 años. Al tercer cómplice, el rosarino David Sergio “Nango” Díaz, de 37 años, los efectivos de la Guardia Rural lo agarraron cuando intentó escapar a la carrera para el lado de Máximo Paz.

Ese día, los policías incautaron al trío un lazo trenzado, una cuchilla, una libreta sanitaria del Senasa para transportar caballos a eventos de turf y en el baúl a los dos terneros, los cuales fueron entregados a su dueña Perla Anahí S., de 31 años.

Por ese tiempo, la causa quedó a cargo de la Fiscalía de Villa Constitución y los acusados transitaron todo el proceso en libertad.

Ayer, la jueza Mariel Minetti resolvió condenar al trío a cuatro años de prisión y una multa a cada uno de dos veces el valor del ganado sustraído por el delito de abigeato, como lo había solicitado la fiscal Analía Saravalli.

Voceros Judiciales contaron que los condenados continuarán en libertad hasta que quede firme la sentencia.

La otra de Nango

El viernes pasado al mediodía, Petrona Isabel Cantero, de 56 años y conocida como Chabela, caminaba por España al 7100 junto a su nieta Luisana, de 16 años, y su hija Juliana, de 22 años. Las mujeres estaban por llegar a la esquina con Lirio cuando fueron víctimas de una balacera, Chabela murió mientras era trasladada al Hospital Roque Sáenz Peña. La adolescente y Julian quedaron  internadas en estado reservado y una joven embarazada  recibió un disparo en la pierna.

La Policía de Investigaciones (PDI) demoró a María de los Ángeles S., de 27 años y a su pareja Nango. Al día siguiente, tras una serie de medidas, la Fiscalía los liberó aunque siguen vinculados a la investigación.

Comentarios