Edición Impresa, El Hincha

Se cierra la primera mitad

Dos regresos y una duda en la Lepra de cara a San Martín

Facundo Quignon y Maxi Rodríguez volverían a la titularidad y Osella debe definir entre Mateo y Prediger.


La Lepra ya se enfoca en el cierre del año el domingo a las 19.30 cuando reciba en el estadio Marcelo Bielsa a San Martín de San Juan con el arbitraje del debutante Ramiro López y la novedad más saliente es que Maxi Rodríguez está mucho mejor y tiene muchas chances de estar.

La Fiera tuvo una molestia muscular la semana pasada que no le permitió entrenar con normalidad y si bien lo estudios que le realizaron no arrojaron ninguna lesión, el cuerpo técnico prefirió preservarlo y no estuvo en el empate ante Talleres.

Pero en el inicio de esta semana Maxi se mostró recuperado y posiblemente Diego Osella lo pruebe en el ensayo de fútbol de mañana. Si responde, el delantero volverá al equipo en lugar del juvenil Héctor Fertoli.

La otra variante cantada será el retorno de Facundo Quignon, quien ingresó en la segunda parte ante Talleres y fue la gran figura de la Lepra. El ex San Lorenzo demostró estar en forma y para Osella es titular indiscutido.

La duda pasa por saber quién será el volante que conformará el doble cinco junto a Quignon: Sebastián Prediger o Diego Mateo.

Prediger fue titular en los últimos cuatro partidos, aunque en todos esos cotejos fue sustituido en la segunda parte. Justamente ese es el punto en contra del ex Belgrano, ya que con su presencia Newell’s tiene quite y juego, pero da la sensación que no está para 90 minutos. Y los números del mediocampista en Newell’s son contundentes. Prediger jugó 6 partidos como titular este semestre y en todos esos cotejos fue reemplazado.

En tanto, Mateo presenta otras características de juego. Pomelo es más combativo, tiene más despliegue, aunque también es más desordenado y tiene menos manejo de pelota. Y el sábado se notó que aún le pesan los casi 50 días que estuvo afuera por una distensión muscular, aunque Osella optó por sacar a Prediger cuando ingresó Quignon.

El resto sale de memoria. Si no hay algún problema, la Lepra iría con Luciano Pocrnjic; Luis Advíncula, Fabricio Formiliano, Néstor Moiraghi y Nehuén Paz; Mateo o Prediger y Quignon; Joel Amoroso, Mauro Formica y Maxi Rodríguez; Ignacio Scocco.

Con más ingenio que plata

El receso se acerca y la posible llegada de refuerzos aparece complicad a partir de una situación financiera en el Parque donde la plata no sobra y habrá que agudizar el ingenio para poder incorporar dos jugadores.

Por ese motivo, Diego Osella priorizó mantener el plantel y pidió retener a Luis Advíncula y Fabricio Formiliano, aunque como anticipó El Hincha en su edición de ayer, la continuidad del lateral peruano es muy complicada.

Y a la hora de pensar en retener futbolistas, la prioridad de la dirigencia va más allá de diciembre. Y Eduardo Bermúdez piensa en dos nombres: Néstor Moiraghi y Facundo Quignon.

Moiraghi, de 31 años, llegó a préstamo con un cargo de 100 mil dólares, pero enseguida se adaptó al equipo y pasó a ser pieza fundamental en la defensa. Hoy por hoy tanto la dirigencia como los hinchas coinciden en la apuesta de Osella y la opción de compra de 450 mil dólares parece ser irresistible, incluso para una billetera como la de Newell’s que no tiene tanto sobrante.

p12f2

El caso de Quignon es más complejo. El mediocampista cuyo pase pertenece a San Lorenzo llegó a préstamo sin cargo, pero la opción de compra por el 80 por ciento del pase es de 2 millones de dólares.

La cifra hoy parece imposible para la Lepra, pero desde la dirigencia empiezan a analizar ingenierías económicas para comprar al volante de 23 años, que es una de las figuras del Newell’s de Osella.

Los otros casos hoy no son prioridad y de acá a junio habrá que ver qué deciden Osella y la dirigencia. Prediger tiene una opción demasiado alta (3 millones por el 50 por ciento del pase); Germán Voboril hoy no es titular y no parece lógico que la Lepra pague un millón de dólares; Mauro Matos parecía un gran negocio al pagar 100 mil dólares del préstamo con una opción de 500 mil billetes de la moneda estadounidense, pero jugó poco y nada e incluso está en duda su continuidad para el próximo semestre. Y ni hablar de Leandro Vega, cuyo 50 por ciento del pase está tasado en 2,2 millones de dólares y aún no jugó un minuto.

Las otras dos situaciones están definidas. Newell’s compró el 50 por ciento del pase de Juan Ignacio Sills en 120 mil dólares y le hizo un contrato hasta junio de 2018. Mientras que Joel Amoroso fue adquirido en su totalidad a Olimpo en 1,3 millón dólares, a pagar en seis cuotas, y el contrato expira en junio de 2019.

Comentarios