Ciudad, Edición Impresa, Últimas

Dos obreros electrocutados

Desde la Uocra aseguran que reciben un promedio de quince denuncias diarias por distintos tipos de precariedad laboral. El abanico de irregularidades va desde trabajo en negro hasta maltrato.

Fabián Mercado tiene 44 años. Ayer al mediodía realizaba una changa en una casa antigua ubicada en Paraguay y Urquiza, donde va a instalarse un comercio, cuando por causas que se investigan sufrió una descarga eléctrica que le provocó graves quemaduras. En tanto, un hombre de 41 años que trabajaba anteayer en Pasco y Larrea cayó desde un primer piso luego de sufrir también una descarga eléctrica. Ambos trabajadores están internados el Heca.

Los siniestros dispararon una vez más la queja dela Uniónde Obreros dela Construcción Argentina(Uocra). De hecho, Sixto Irrazábal, integrante del gremio, denunció una grave situación de precariedad laboral que padecen muchos trabajadores y que, dijo, determina que reciban un promedio de 15 denuncias diarias.

Desdela Empresa Provincialdela Energíaexplicaron que un grupo de obreros estaba trabajando cerca de la caja de bajada de luz, que se toma de una línea subterránea como en todas las construcciones de esa zona. Y agregaron que la misma está a un metro de altura sobre el nivel del piso. Detallaron que con un cortafierro el obrero, golpeó la caja y liberó la corriente, que recorrió su cuerpo ocasionándole daños en la cara y las manos.

Irrazábal indicó que el trabajador se encontraba en una especie de cuadrilla con otras tres personas. E infirió que se encontraba en negro, ya que no apareció ninguna persona que pudiera hacerse cargo del problema. Sobre las razones del siniestro, el gremialista sostuvo que no contaba con las herramientas adecuadas para tal fin.

“Estaban haciendo un trabajo para un bar de la zona. En este caso, las changas son peligrosas y hay muchos que corren riesgos por este tipo de trabajos”, aseguró.

Según contó Irrazábal, las denuncias son diversas. “Algunas son contra pequeñas empresas, que son contratadas por grandes, donde se liquidan menos horas en los recibos, no les dan la ropa adecuada, se niegan a pagar el fondo de desempleo”, detalló.

Afirmó que hay muchos reclamos por trabajo en negro, incluso empresas que obligan a sus trabajadores a cumplir tareas durante la noche para evitar ser controlados.

De todos modos, destacó que muchas de las denuncias son consecuencia de una campaña que llevó adelante el gremio, en la que colgaron más de cien pasacalles en distintos puntos de la ciudad para alertar sobre la posibilidad de denunciar que tienen los trabajadores ante situaciones de explotación, y con los teléfonos donde radicar esos reclamos.

Con respecto a la salud del obrero, desde el Heca explicaron que había recibido quemaduras en el rostro y en el torso, y ayer a la tarde iban a operarlo, ya que su estado era delicado.

Por otra parte, un hombre de 41 años que trabajaba en una obra en construcción en la zona oeste fue internado en estado gravísimo luego de haberse electrocutado y caído desde un primer piso.

El hecho ocurrió en Pasco y Larrea. Allí, según informaron fuentes policiales, dos personas que realizaban soldaduras en una construcción que se levanta sobre una casa tocaron un cable de media tensión y uno de ellos recibió una fortísima descarga eléctrica. Producto de la descarga las dos personas cayeron desde el primer piso y una de ellas, en estado gravísimo, fue trasladado al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca).

Comentarios