Edición Impresa, Política

Dos ministros de la Corte cruzaron al gobierno

Ricardo Lorenzetti y Carlos Fayt señalaron que “la Justicia es independiente” del poder político.

El titular de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Ricardo Lorenzetti, y el ministro de ese tribunal Carlos Fayt ratificaron ayer la independencia de la Justicia del poder político al rechazar versiones de candidaturas y acusaciones lanzadas por el kirchnerismo. Lorenzetti fue enfático al calificar como “absurda e insostenible” la versión que lo vincula a una posible candidatura junto con el vicepresidente Julio César Cleto Cobos, mientras que Fayt aclaró que la Justicia “es un Poder del Estado y no un partido político”.

“Fue tan absurda e insostenible que me pareció innecesario desmentirla”, aseguró Lorenzetti sobre la posibilidad de ser candidato en una fórmula con Cobos en un mensaje publicado en su perfil de Facebook. “Esa versión surgió como un rumor, cuyo origen desconozco”, indicó Lorenzetti, pero remarcó que “la finalidad, en cambio, es previsible, porque se pretende afectar la imagen imparcial de un juez vinculándolo a una candidatura política”.

El titular del máximo tribunal del país vinculó el trascendido a la “idea de debilitar a los jueces mediante rumores políticos o la corrupción, o cualquier otra actividad incompatible con su función”, aunque no identificó el origen.

“No es nueva ni exclusiva de nuestro país, e incluso parece ir en aumento dada la importancia que está teniendo el Poder Judicial en todo el mundo. Lo importante es ser independiente también respecto de los inevitables rumores”, señaló Lorenzetti.

También aclaró: “Según nuestra tradición histórica, no es malo que un juez se dedique a la política, y así lo demuestra el busto de homenaje a Figueroa Alcorta, en la sede del Palacio de Justicia, por su actuación en los tres poderes del Estado”.

“Sin embargo, si uno tomara esa decisión, debe decirlo claramente. Hasta tanto eso no suceda, no hay que creer en los rumores y sí en cambio en que seguiremos trabajando por cumplir nuestra función en la Corte Suprema de Justicia”, explicó.

Por su parte, Fayt aclaró que el Poder Judicial “no es un partido político”, contestando a distintos sectores del oficialismo, encabezados por el ex presidente Néstor Kirchner y el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández.

El gobierno mostró su fastidio con algunos fallos desfavorables como los que frenaron los Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU) de la presidenta para remover al titular del Banco Central, Martín Redrado, y utilizar las reservas de la autoridad monetaria, entre otros dictámenes.

En el marco del conflicto por el desplazamiento de Redrado, Fayt reveló que analiza una sentencia de la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos.

“Durante este mes hice que tradujeran del inglés una sentencia dictada por la Corte de Estados Unidos en 1935, cuando gobernaba (Franklin Delano) Roosevelt y sacó de la Reserva Federal un empleado. La Corte de Estados Unidos lo obligó a Roosevelt a reponerlo”, detalló el juez Fayt.

Comentarios