Policiales

Zona sur

Dos meses de cárcel por desalojo a tiros

Acusaron a primo de Alexis Caminos de sacar a balazos a una familia.


Lo imputaron por el desalojo de Grandoli y Esteban de Luca. Foto: Juan José García

Un primo de Alexis Caminos quedó detenido por 60 días luego de ser acusado de desalojar a tiros a una familia de barrio Municipal el martes a la noche. La agresión tomó estado público el miércoles al mediodía, cuando la vivienda ardió en llamas y debieron ir los bomberos a socavar el fuego. Sólo quedaron las paredes calcinadas en las que se podían leer pintadas mafiosas. En principio, la Fiscalía informó que el hecho no era investigado porque no había denunciantes y para actuar de oficio necesitaban pericias que determinen que el incendio había sido intencional. Pero ayer se conoció que uno de los moradores dijo que cinco muchachos le balearon el frente y le advirtieron que si no se iban los mataban. Su relato derivó en la detención de Cristian Emanuel U., de 22 años.

El joven fue imputado ayer a las dos de la tarde por el fiscal de Flagrancia Matías Edery. En la audiencia lo acusó del delito de amenazas coactivas calificadas por intentar que una persona abandone su lugar de residencia en forma permanente, agravado por la participación de un menor y la utilización de un arma de fuego. La jueza de primera instancia Mónica Lamperti aceptó la imputación y le dictó 60 días de prisión preventiva efectiva.

Fuentes del caso dijeron que el detenido es uno de los sobrinos de Roberto “Pimpi” Caminos, quien durante media década lideró la barra brava de Newell’s y fue asesinado en marzo de 2010. Además del parentesco (afirman que es hijo de una de las hermanas del Pimpi) estuvo mencionado en varios hechos violentos que componen la compleja trama que desde hace una década enfrenta al Fonavi del Parque del Mercado con el barrio Municipal, y que en los últimos meses se propagó a otros barrios de zona sur.

Entre ellos el asesinato de la esposa de Jorge Funes, Mariela Griselda Miranda, en marzo de 2016. Para los investigadores su muerte marcó el inicio de enfrentamientos más crudos que engordaron la lista de víctimas fatales. Por ese crimen, actualmente está detenido uno de los hijos del Pimpi, Alexis Caminos y su primo Juan Manuel A. No obstante, el día que la mataron, la Policía demoró a otros dos sospechosos. Uno fue el joven detenido ayer, quien entonces tenía 20 años, y el otro Fernando “Andy” Caminos, hoy de 26 y también sobrino de Pimpi.

De acuerdo a las pintadas que dejaron en la vivienda desalojada el martes, en la planta baja de un monoblok de Grandoli y Esteban de Luca, la agresión era en represalia por la muerte de Franco Carballo, asesinado en noviembre de 2016, un día después de que por error mataran a su primo que se llamaba igual. Los vecinos dijeron a El Ciudadano que los agresores respondían a Alexis, y que la casa la querían libre para poner un búnker. Sin embargo, las mismas pintadas advertían: “Esto es por Franco Carballo porque estos giles lo entregaron a los Funes”. Y otro grafiti decía: “Los giles estos entregaron a Franco Carballo con los Funes. Por eso asemos (sic) esto. Aca no queremos poner un búnker”.

Si te gustó esta nota, compartila