Edición Impresa, Policiales

balacera en las flores

Dos hombres son los acusados por el crimen de Chabela Cantero

Luego de allanamientos y nuevas declaraciones, la Fiscalía dejó en libertad de la mujer detenida el día del ataque.


La investigación por la muerte de Chabela Cantero y por las heridas de su hija, su nieta y una vecina dio un giro inesperado. Una joven de 27 años, que había sido detenida por el crimen, quedara en libertad. A pesar de que los familiares apuntaron contra la muchacha que fue detenida en el lugar, tras una serie de medidas los investigadores sindicaron a dos hombres como los autores de los tiros y les dictaron el pedido de captura. La nieta de Chabela y su hija continuaban, al cierre de esta edición, internadas en grave estado en el Heca. El hecho causó conmoción en barrio Las Flores ya que Chabela era una vecina muy querida y además era la hermana de Ariel Cantero, el fundador del clan y ex jefe de Los Monos.

Según lo que contaron los familiares de las víctimas y sus vecinos todo pasó anteayer al mediodía en España casi esquina Lirio, de barrio Las Flores. Petrona Isabel Cantero, de 56 años y conocida como Chabela, caminaba por España junto a su nieta Luisana, de 16 años, y su hija Juliana, de 22 años. Las mujeres estaban por llegar a la esquina con Lirio cuando de una granjita donde vive una vecina apodada Pato salieron un par de hombres con armas. La dupla esperó a que una camioneta verde se pusiera a la par de las mujeres. Y fueron atacadas a tiros. Producto de la balacera, Chabela quedó malherida de un disparo en la panza. Fue trasladada al Hospital Roque Sáenz Peña pero arribó sin vida a la guardia. A la adolescente un plomo calibre 38 le ingresó por una de las mejillas y quedó internada grave en el Heca. Por su parte, Ángel, el hijo de Chabela, contó a El Ciudadano que a Juliana los hombres que estaban con Pato la golpearon en la cabeza y también quedó internada en estado reservado. A su vez, una joven embarazada, identificada como Micaela S., de 23, recibió un disparo en la pierna.

Ángel también contó que, cuando salió a la vereda porque había escuchado las detonaciones, el conductor de la camioneta verde aceleró, se subió a la vereda y lo embistió. Logró correrse, por lo que sólo le quedó un raspón cerca del codo y la huella de la cubierta estampada en la remera.

Anteayer, familiares de las víctimas sindicaron a Pato como la autora de los disparos y sostuvieron que era la líder de una banda conocida como Los Cuatreros, que no sólo roba caballos sino que empezó a vender droga en esa zona. Y que la balacera se debió a que acusaban a Chabela de haberlos denunciado por el robo de unos caballos. Sin embargo, los pesquisas deslizaron que el foco del conflicto era la disputa del territorio por la venta al menudeo de estupefacientes.

El hijo de la mujer, histórica vecina de barrio Las Flores y a cargo de una cooperativa de carreros, dijo no tener nada que ver con Los Monos. “Sí somos parientes de Ariel Cantero pero no tenemos nada que ver con la droga. Tenemos un negocio chiquito donde vendemos artículos de limpieza. A veces vendemos medias por la calle y también cirujeamos. Trabajamos en la cooperativa que armó mi mamá”, dijo, el hijo de Chabela.

Apenas se enteraron de la muerte de la mujer, los allegados les quemaron la casa con el almacén adelante y un rancho que tenía Pato por Lirio al fondo.

La investigación

Ese mismo día, personal de Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI) demoró a María de los Ángeles S., de 27 años y conocida como Pato, y también a su pareja David D., de 37. La fiscal Georgina Pairola ordenó que la mujer quedara detenida bajo la sospecha de ser la autora del ataque, a la espera de enfrentar la audiencia imputativa.

Ayer, tras escuchar nuevas declaraciones y de analizar el material incautado en los allanamientos que pidió a la madrugada en España al 7100, la fiscal determinó que Pato tiene vinculación con el ataque, “pero no sería la autora material de los disparos”.

“Se dispuso la libertad de María S. y de David Sergio D. quien se encontraba demorado. Estas personas siguen vinculadas a la causa. Las medidas de investigación que se realizaron surgieron dos personas sindicadas, con datos corroborados en reserva, como autores. A las cuales se les libró orden de captura y el lugar del hecho permanecerá con custodia”, detallaron las fuentes judiciales.

Comentarios