Edición Impresa, Policiales, Últimas

Dos hombres se llevan 26 mil pesos de aseguradora

Entraron a mano armada, redujeron a cinco empleados y el custodio y se fueron en menos de 5 minutos.

En poco menos de cinco minutos, dos hombres armados y a cara descubierta asaltaron anteayer por la tarde una aseguradora ubicada en Buenos Aires al 1400 y se alzaron con 26 mil pesos en efectivo. “Eran profesionales: actuaron muy rápido, con buen trato y sabían perfectamente dónde estaba el dinero”, dijo una de las víctimas.

El hecho ocurrió en la sucursal que la aseguradora Liderar posee en Buenos Aires 1431, alrededor de las 13 de anteayer, cuando había en el lugar solamente cinco empleados y un custodio privado, indicaron fuentes policiales.

A esa hora, ingresaron al lugar –que no cuenta con cámaras de seguridad– dos personas mayores, muy bien vestidas, y golpearon la puerta. Cuando el custodio de una empresa de seguridad privada, que no porta arma de fuego, les abrió, ambos ingresaron y sacaron armas de fuego de entre sus ropas, relataron los voceros.

De acuerdo con los dichos de una testigo del asalto, los dos hombres llevaron a todos hasta el fondo del lugar y luego pidieron al tesorero que les entregara el dinero, al tiempo que le señalaban los “dos o tres lugares” donde estaba guardada la plata.

“Eran profesionales: actuaron muy rápido, con buen trato y sabían perfectamente dónde estaba el dinero”, dijo una de las víctimas, para quien el atraco estuvo planeado con anticipación y contó con un trabajo de inteligencia.

En poco menos de cinco minutos, el par de asaltantes se hizo de 26 mil pesos en efectivo y, tras llevar nuevamente al cajero hasta el fondo del local, donde estaban los demás empleados, se dio a la fuga.

Ninguna de las víctimas vio en qué se movilizaban, ni tampoco quiénes estaban a esa hora por la zona, explicaron fuentes de la pesquisa. 

Voceros policiales dijeron que la falta de cámaras de seguridad dificulta la identificación de los autores del robo, de los que sólo tienen el fotofit realizado por las víctimas.

“Es la tercera vez que nos roban, aunque no fueron seguidas sino en diez años”, dijo una empleada de la firma, quien agregó: “No tenemos cámaras de seguridad, por lo menos todavía”.

El caso es investigado por el Juzgado de Instrucción de la 2ª Nominación, a cargo de Alejandra Rodenas, junto a personal de la comisaría 1ª, con jurisdicción en la zona.

Comentarios