País

Dos hombres fueron condenados por abusar de sus hijastras en San Luis

Uno de ellos fue condenado a 9 años por "abuso sexual gravemente ultrajante". El otro, a 11 años de prisión por violar a una de sus hijastras. Negó hasta el último minuto del debate oral haber cometido el atroz hecho


https://www.eldiariodelarepublica.com/
Dos hombres fueron condenados a 9 y 11 años de prisión en San Luis por el abuso de sus respectivas hijastras y cuyas sentencias se conocieron el mismo día, informaron hoy fuentes judiciales.

Se trata de Darío Guilmart y Angel Ochoa, condenados a 9 y 11 años de cárcel en las ciudades de Villa Mercedes y Justo Daract de San Luis.

Guilmart, reconoció ante la Cámara Penal 2 de Villa Mercedes, que había abusado de su hijastra cuando vivía con ella y su ex pareja en esa ciudad, por lo que fue condenado por “abuso sexual gravemente ultrajante”.

Su ex pareja, lo había denunciado en octubre de 2016, luego de que su hija de 6 años le confesara que su padrastro la besaba en la boca, la manoseaba y le decía que si contaba algo de eso le pegaría a su mamá.

El hombre, reconoció el delito y solicitó un tratamiento psicológico para “redimirse”, por esto la pena fue de 9 años de prisión, de acuerdo a lo solicitado por el fiscal de Cámara 1, Ernesto Lutens, y la defensora de Niñez, Adolescencia e Incapaces, Yesica Agüero.

Por su parte, el defensor oficial de Cámara, Víctor Endeiza, solicitó que los jueces redujeran la condena cuanto sea posible, atento a que su representado había hecho algo que los acusados de abusos sexuales jamás hacen, “admitir los ultrajes y su autoría”.

Por otra parte, Ángel Ochoa, juzgado por violar a una de sus hijastras, negó hasta el último minuto del debate oral haber cometido el abuso y fue condenado a 11 años.

La defensora de Niñez, Adolescencia e Incapaces 1, María Victoria Cortázar Furnari, aclaró que, le bastaban el informe de la médica que revisó a la víctima y su relato, donde se concluyó que la niña, de 10 años en 2015, presentaba signos que permitían acreditar que la había violado en reiteradas oportunidades cuando vivían en su casa de Justo Daract.

Comentarios