Edición Impresa, Sociedad, Últimas

Dos espacios para ayudar

El hogar Encuentro y el refugio Sol de Noche necesitan de los rosarinos con el fin de atender mejor a niños y adultos, respectivamente. Los pedidos son por ropa, comida y elementos de higiene personal.

Grandes o chicos, la ciudad está a abierta a la contención social en distintos puntos de su geografía. En esta ocasión, dos espacios necesitan del aporte comunitario: El refugio Sol de Noche que abrirá sus puertas en invierno y el hogar Encuentro, que contiene a unos 30 chicos de 0 a 4 años que deben ser alejados transitoriamente de su familias por crisis de todo tipo. El mayor pedido requiere de ropa, zapatillas, alimentos no perecederos y, en el caso del hogar de niños se agregan los juguetes, pañales, mamaderas y cunas.

El calor del invierno

Por quinto año consecutivo el refugio Sol de Noche planea abrir sus puertas desde el 2 de mayo, como cada invierno, para albergar a varones y mujeres (mayores de 35 años) sin techo en Pasaje Marconi 2040 (Ituzaingó al 5200). Un mes antes de su nueva apertura, los integrantes del equipo de voluntarios organizaron una reunión informativa para aquellos que quieran sumar su aporte a la causa solidaria. La misma será en el mismo refugio el sábado 2 de abril, a las 18.

Natalia González, una de las responsables de esta iniciativa, comentó a El Ciudadano : “Si bien el grupo está conformado por 30 personas, las obligaciones de cada uno hacen que la atención en la noche se complique cada semana, por ende necesitamos más voluntarios para poder asistir a quienes llegan al refugio por ayuda”. En tanto, comentó que seguirán en pie las reglas de higiene y convivencia que se les presenta a cada ingresante.

Las puertas del refugio estarán abiertas durante el invierno, de lunes a domingos, de 20 a 7, y allí cada uno que llegue será asistido con un plato de comida, una ducha y una cama donde dormir, además del desayuno a la mañana siguiente para enfrentar los días fríos.

Pero en Sol de Noche no sólo se atienden las necesidades básicas, también existe un lazo de compañerismo intenso que se busca afianzar con el correr de los encuentros.

Según se supo de comentarios de los colaboradores del refugio, se ha incentivado a jóvenes sin techo para que busquen una manera de salir adelante de su situación, como así también la redacción de los respetivos currículums vitae para presentarlos a la mañana siguiente y esperar por un trabajo digno que les permita reinsertarse en la sociedad y tener un lugar donde vivir.

Quienes deseen contactarse, pueden hacerlo a través de [email protected] y www.refugiosoldenoche.com.ar

Entre juguetes y sonrisas

El hogar Encuentro (Corrientes 1513) también necesita ayuda, pero dirigida a los más chicos. Desde hace 15 años alberga a niños y niñas entre 0 y 4 años que están en situación de riesgo ante un conflicto familiar.

Desde el hogar manifestaron a este medio que “la situación de los chicos es sumamente preocupante, muchos llegan porque no pueden seguir viviendo en el mismo lugar que un padre violento, delincuente o abusador. Cada caso requiere especial atención”.

Por el momento hay 13 chicos que permanecen día y noche en el hogar y otros 17 que asisten al mismo como centro de día. Ninguno de ellos se encuentra en estado de adoptabilidad. “Aclaramos que no tenemos que ver con las cuestiones judiciales que dan a un niño en adopción, aquí no se dan a lo chicos en adopción. Llegan, los cuidamos, los tratamos con el mayor ambiente familiar que le podamos dar y una vez que la realidad con su familia mejoró, los niños vuelven a su hogar”, detalló Beatríz Morutto, la directora del establecimiento.

Aquellos que puedan acercar su aporte, deberán comunicarse al 4248601.

Comentarios