Edición Impresa, Policiales

Allanamiento en Ayacucho al 6000

Dos detenidos por ataque en Villa Gobernador Gálvez

Dos jóvenes, una mujer y un varón, están sospechados de haber baleado al remisero, cuyo estado era ayer de "muerte cerebral".


Horacio Colberg, el remisero baleado el viernes en Villa Gobernador Gálvez, continuaba internado al cierre de esta edición en el Heca en estado crítico y con muerte cerebral. Por el hecho quedaron detenidas dos personas –un hombre y una mujer, ambos jóvenes– tras realizarse un allanamiento durante la tarde de ayer en la zona de Ayacucho al 6000. Allí se encontraron y secuestraron armas de fuego y municiones. Para aumentar sospechas, el auto donde fue baleado el remisero se encontró también durante la tarde, y a media cuadra de donde se había pedido el remís, en Ayacucho al 6100, en la esquina con Pelican. Fuentes oficiales indicaron que se cree que alguien lo dejó ahí “antes o mientras se realizaba el allanamiento en el lugar”. La audiencia imputativa de los detenidos será mañana.

Según informaron desde la Fiscalía Regional, alrededor de las 17.30 la Policía de Investigaciones (PDI) realizó un allanamiento en la zona de Ayacucho al 6000. Al lugar llegó por “tareas de inteligencia” y arrestaron a Karen T. y Martín C, de entre 20 y 25 años. En el domicilio se secuestró un cargador de ametralladora, diez cartuchos punta azul, un rifle tipo carabina, un cargador de 9 milímetros y un revólver 22 largo con balas y municiones de varios calibres.

El auto se secuestró y se mandó a peritar para realizarle una prueba balística y científica. Otro dato que se brindó fue que las imágenes de la cámara de seguridad que estaban en la zona del hecho –y que fueron pedidas por el fiscal Florentino Malaponte– no se pueden entregar, ya que, según respondieron desde el Centro de Monitoreo de Villa Gobernador Gálvez, no estaban en funcionamiento “por falta de mantenimiento”.

Los familiares de Colberg mantuvieron una reunión cerca del mediodía con el fiscal para evaluar detalles que puedan aportar a la causa. El remisero tiene 52 años y había abierto el local apenas pocos días atrás. Tras el ataque, sus  familiares cortaron el tránsito en el puente sobre el arroyo Saladillo, protesta que vecinos y colegas habían resuelto mantener hasta que se encontrara a los responsables.

El ataque ocurrió en José Ingenieros y San Luis, en Villa Gobernador Gálvez, y la víctima sufrió un disparo en la cabeza para robarle el auto y la recaudación. Tras dejarlo tendido en la vía pública, el atacante se dio a la fuga en el remís, un Chevrolet Corsa color gris.

Comentarios