País

En San Telmo

Dos custodios de Coto mataron a golpes a anciano que había robado un chocolate

El hombre, de 70 años, padecía de demencia senil y salió del supermercado, en el barrio porteño de San Telmo, sin pagar un queso, un aceite y un chocolate. Dos custodios descubrieron el robo y lo golpearon. Sufrió un infarto en medio de la golpiza y murió


El hecho ocurrió en al Coto de Brasil y Perú en el barrio porteño de San Telmo.

El viernes pasado, Vicente Ferrer entró al Coto de Brasil y Perú en el barrio porteño de San Telmo. El hombre, de 70 años, padecía de demencia senil y salió del supermercado sin pagar un queso, un aceite y un chocolate. Dos custodios descubrieron el robo y lo golpearon dentro y fuera del supermercado: Ferrer sufrió un infarto en medio de la golpiza y murió en la puerta del Coto.

“Fue interceptado por la seguridad del mercado y después de una dura golpiza el hombre sufrió un infarto. Un transeúnte intento reanimarlo hasta que llegó el Same”, contó el fotógrafo Nicolás Ramos, quien agregó que la propia Policía de la Ciudad le pidió que no saque fotos a Ferrer.

El episodio ocurrió el último viernes, al atardecer, en el Coto del barrio porteño de San Telmo. De acuerdo a la investigación de la periodista Luciana Rosende para el sitio Nueva Ciudad, testigos relataron que “los golpes comenzaron dentro del local y delante de mucha gente, pero nadie intervino. Luego, en la calle, se acercaron vecinos que identificaron al anciano y contaron que sufría demencia senil”.

El caso es investigado por el Juzgado Criminal y Correccional 33, a cargo de Darío Osvaldo Bonanno. Fuentes judiciales confirmaron que los dos custodios quedaron detenidos por el delito de homicidio.

Agustín, vecino de la víctima, indicó a Nueva Ciudad que Ferrer tenía una única hija, que vive en Alemania y debió viajar de urgencia durante el fin de semana a raíz de lo que pasó. Recién ayer le entregaron los restos de su padre.

 

Alfredo Coto, procesado por tenencia de armas

En octubre del año pasado, el juez Sebastián Ramos, titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 2, procesó al empresario Alfredo Coto y a su hijo Germán, entre otras personas, a raíz del hallazgo de 227 granadas dentro de tachos de basura, 41 proyectiles de gases lacrimógenos, 27 armas de fuego, dos de lanzamiento y unas 4 mil municiones en la sede de la calle Paysandú al 1800, en Caballito, durante una inspección de la Agencia Nacional de Materiales Controlados (Anmac), el 30 de agosto de 2016.

Fuente: Diario Z

Comentarios