Ciudad, Edición Impresa

La necesidad de ser el primero

Dos bebés se disputan el nacimiento inaugural

Dos bebés se disputan ser el nacimiento inaugural en Rosario. El varón, ya hincha de Boca, pelea el puesto con otros dos pequeños de las provincias de Mendoza y Buenos Aires.


Ciro y Rufina fueron los primeros bebés que nacieron en la ciudad en 2017 en centros de salud públicos. El varón, que ya disputa el lugar con otros dos pequeños de Mendoza y Buenos Aires, pesó 3,30 kilos, es hincha de Boca y Grecia, su mamá, dio a luz en el hospital provincial Centenario, de Urquiza y avenida Francia. En tanto, la niña llegó al mundo a la 1.30 en la Maternidad Martin con casi 4,20 kilos. Lo cierto es que detrás del primer nacimiento se esconde la fantasía de poder lograr algún beneficio para los pequeños recién nacidos. Atendidos en hospitales públicos y con necesidades diversas la competencia se transforma en una causa nacional, donde bebés de todo el país reclaman haber asomado al mundo primero en un prometedor 2017.

La noticia de los nacimientos fue confirmada pasado el mediodía de ayer a través de la cuenta de Twitter de la Secretaría de Salud Municipal.

El anuncio oficial disparó una singular polémica virtual ya que se generó una discusión entre algunos usuarios de Facebook que aseguraban que en el hospital Español había nacido otro niño exactamente a la cero hora del 1º, lo que bien podría ubicarlo en la carrera para liderar el primer lugar.

“¡Ponen que a la que nació a la 1.30 y en el hospital Español nació a las 0 horas y no existe!”, publicó Natalia Ferreyra en su cuenta de Facebook, a lo que una de sus amigas virtuales le respondió por ese mismo medio que justamente había sido su prima la enfermera que asistió el parto en el centro de salud privado y agregó: “Igual nuestra familia está orgullosa, sea el primero o no, ayudar a dar a luz es algo maravilloso”.

Bebés con beneficios

Sin embargo, se toman los datos de las maternidades públicas porque el primer pequeño en llegar al mundo cada comienzo de año recibe regalos y otros beneficios por parte del Estado como en el caso de Ciro, cuya familia es muy humilde: su mamá está sin trabajo y además no puede costear la cuota de una obra social prepaga.

Ayer, mientras Grecia posaba con su bebé para la foto junto a algunos médicos, mucamas y enfermeras del hospital Centenario, contó que esperaba con ansiedad la visita de la intendenta Mónica Fein y que las necesidades del pequeño eran muchas: desde pañales hasta ropa, chupetes y cochecito, entre otros elementos de primera necesidad para el bebé.

La eterna contienda sobre quién llegó apenas comenzó el año

Cuando tocan las doce campanadas que anuncian la llegada del nuevo año, también comienzan las disputas acerca de cuál será el bebé que llegó antes al mundo entre todos los partos del país. Según publicó la agencia de noticias Télam, el primero nació en la ciudad mendocina de Maipú cuando el reloj marcaba exactamente la hora cero de ayer y sus padres le pusieron como nombre Francesco. Pasado el mediodía, se anunció que el rosarino Ciro se sumaba a la lista y ocupa uno de los primeros puestos.

En Capital

Sin embargo, y como suele ocurrir, este curioso “honor” lo disputa el pequeño con dos nenas: una es Evangelina, nacida en la Maternidad Sardá de la Capital Federal a las 0.01 y la otra es Kate Zaira Morena, quien llegó al mundo en el hospital Materno Infantil de Salta a las 0.02.  Los minutos juegan un papel fundamental en esta disputa por ser el primero.

La eterna contienda

Francesco, que parecía ser el ganador de esta mención antes de conocerse el nacimiento de Ciro, nació en el hospital Paroissien de Maipú, donde la madre primeriza –una joven de 18 años– había llegado al centro asistencial el sábado al mediodía.

El pequeño pesó 3,600 kilos y nació muy “vigoroso”, de acuerdo con el testimonio de la doctora que asistió el parto.

En tanto, Evangelina, nacida en la Maternidad Sardá por cesárea a las 0.01, pesó 2,300 kilos. En Salta, Kate nació por parto natural y pesó 2,340 kilos.

La madre de la pequeña, Mirta Maribel Llanos, vive en el barrio 17 de Octubre, tiene 21 años, es primeriza y había ingresado al hospital a las 23.30 ya con trabajo de parto avanzado.

Comentarios