Edición Impresa, Política

Medida de fuerza

Docentes llevaron sus reclamos a las puertas de la Casa Gris

Junto a los empleados municipales de la provincia, cumplieron la primera jornada de paro y se movilizaron a Santa Fe.


Los docentes marcharon ayer hacia Casa de Gobierno, en Santa Fe, con fuertes reclamos al gobierno provincial durante la primera jornada del paro de 48 horas dispuesto por Amsafé, Sadop y UDA para forzar la reapertura de las negociaciones salariales. Al acto realizado en Plaza de Mayo se sumaron los municipales de la Festram, que hoy continúan, como los maestros, con sus medidas de fuerza.

La concentración en la que coincidieron municipales y docentes comenzó en la Legislatura, desde donde marcharon (entre 10 mil y 20 mil personas según distintas fuentes gremiales) hacia la Casa Gris. Al mismo tiempo, el gobierno presentaba su propio índice de inflación, en una movida para tratar de diluir el reclamo de un nuevo aumento salarial.

Los líderes docentes dejaron en claro que no bajarán el pedido de una nueva recomposición salarial y reiteraron que, según sus números, la inflación interanual supera largamente la que informó el gobierno (45% contra 38%).

La secretaria general de Amsafé, Sonia Alesso, dijo en su discurso que las autoridades provinciales “quieren una educación de Finlandia, pero pagan sueldos de África”. Mientras que la líder de Sadop Santa Fe, Patricia Mounier, también planteó exigencias al gobierno santafesino y a los senadores provinciales en relación a la ley contra los despidos que por estos días se trata en la Legislatura: “Basta de pedir permiso al gobierno nacional para legislar en la provincia”, interpretó.

La marcha y el acto fueron encabezados por Alesso (Ctera y Amsafé), Mounier y Martín Lucero (Sadop Santa Fe y Rosario), Jorge Hoffmann (ATE Santa Fe), Claudio Leoni (Festram), Juan Medina (Asoem) y Antonio Ratner, del gremio de trabajadores municipales de Rosario.

“Mensaje contundente”

Lucero, de Sadop Rosario, deslizó que “hay un acuerdo claro entre la Nación y el gobierno de la provincia de Santa Fe para no reabrir la paritaria”, mientras que Mounier dijo que el acto de ayer en la capital de la provincia fue “un mensaje contundente al gobierno santafesino de que los trabajadores no vamos a dejarnos avasallar por las políticas de ajuste que viene llevando adelante y que golpea fuertemente el poder adquisitivo de nuestros salarios”.

Luego, Alesso señaló que la reapertura de las paritarias es necesaria y enfatizó: “Los trabajadores no nos resignamos a que nuestro salario quede por debajo del costo de la canasta familiar”.

“Hemos sido afectados por las devaluaciones, los tarifazos, el aumento de la canasta familiar, sin que nuestro sueldo haya sido modificado. Hay una feroz transferencia de recursos a los sectores de la riqueza, pero no vamos a ser los docentes y los trabajadores la variable de ajuste”, clamó la líder de Amsafé.

“Hay una decisión política de favorecer al bloque dominante por sobre los trabajadores –agregó Alesso–. Nuestro sindicato que tiene más de 80 años de lucha, no se va a quedar de brazos cruzados mientras los sectores populares se empobrecen. Nuestra asamblea provincial votó esta medida que expresa la necesidad de mejorar el salario de activos y jubilados, el reclamo de condiciones dignas para enseñar y aprender, el cese del ajuste en la salud de los docentes y el aumento de las asignaciones familiares, comedor y copa de leche”.

“Vemos con dolor repetirse escenas que ya vivimos otras veces: endeudamiento externo, ajuste en los salarios, achicamiento de los presupuestos educativos. Ya conocemos el final: en esta provincia, en la crisis de 2001 se asesinó a militantes populares. Lo queremos decir ahora, con claridad: vemos cómo aumentan los niños que van al comedor, vemos que se retrocede en políticas igualitarias que tanta lucha nos costó. Y mientras tanto, los ministros nos hablan de Finlandia. Quieren una educación de Finlandia, pero pagan sueldos de África”, finalizó.

Comentarios