Gremiales

El martes 3 de julio, sin clases

Docentes del país irán a un paro tras represión en Chubut

El gremio nacional Ctera anunció la medida de fuerza luego de las agresiones sufridas por maestros en el sur del país y también en la provincia de Corrientes. “El paro se tiene que hacer sentir en cada una de las escuelas del país. No queremos otro Fuentealba”, expresó Sonia Alesso


Luego de la brutal represión de la Policía de Chubut a maestros que esperaban en la puerta de la sede del Ministerio de Educación de Rawson el desenlace de la mesa paritaria y de otra acción similar en Corrientes en donde los trabajadores intentaban montar una carpa, desde el gremio Ctera anunciaron que este martes 3 de julio irán a un paro nacional por lo ocurrido. Habrá una movilización hacia la sede de la cartera educativa en la ciudad de Buenos Aires.

El paro fue ratificado este miércoles por la secretaria general de Ctera, Sonia Alesso, acompañada por Roberto Baradel, de Suteba y por Eduardo López de UTE. También adhirió a la medida de fuerza la Comisión Nacional de Sadop.

Con respecto a la situación actual en Chubut, Alesso dijo que “la provincia está prácticamente paralizada porque hay problemas con las prestaciones de salud, hay paro en los gremios de la Justicia y de los docentes estatales”.

“Hay carpas en cada uno de los ministerios. Junto al de Educación hicimos una asamblea, tuvimos una reunión con el gobernador y se destrabó una situación de conflicto. Mientras estaban en la reunión paritaria los dirigentes de los sindicatos, hubo una represión en la puerta del Ministerio. En ese contexto reprimieron a maestras que estaban con sus chiquitos, a papás que, en permanencia pacífica, esperaban el desenlace de la paritaria”, expresó Alesso.

La referente de Ctera dijo inmediatamente que al enterarse de lo ocurrido se comunicaron con los docentes nucleados en Atech, de Chubut. “Convocamos una reunión de carácter urgente y decidieron el paro nacional con movilización para el 3 de julio hacia la ciudad de Buenos Aires”.

Si bien la represión en Corrientes fue más leve que la de Chubut, Alesso dijo que “se está frente a dos accionares en contra de los docentes. En el caso de los de la provincia mesopotámica, peleaban por las condiciones salariales y estaban intentando poner una carpa”.

“El paro se tiene que hacer sentir en cada una de las escuelas del país. No queremos otro Fuentealba”, concluyó Alesso.

El apoyo de Amsafé Rosario

Desde Amsafé Rosario también se solidarizaron con los trabajadores agredidos y expresaron  el repudio a la represión en Chubut y Corrientes a través de un comunicado: “El grave episodio con gas pimienta y golpes contra trabajadores de la educación de esa provincia del sur argentino, sucede tras cien días de lucha en la carpa de la unidad sindical. Desde Amsafé nos solidarizamos con los compañeros de ATE Chubut, a la vez que acompañamos a Ctera en la exigencia al gobierno provincial que urgentemente deje de lado el camino de la represión y haga una oferta salarial digna a los docentes”.

Largo y frío acampe

Los docentes chubutenses están instalados en una carpa desde hace 100 días, soportando las heladas sin recibir respuesta alguna a sus reclamos.

El secretario general de la Asociación Trabajadores de la Educación de Chubut (Atech), Santiago Goodman, señaló: “No nos vamos nada. Nos ofrecen un aumento al básico testigo de 750 pesos en julio más 250 pesos en septiembre. Sin cláusula gatillo. Lo rechazamos y nos quedamos acá, hasta que realicen otra propuesta”, según publicó el portal de noticias de San Luis El Chorrillero.

Desde los gremios docentes, sostuvieron que la negociación con el gobierno provincial quedó suspendida.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios