Policiales

Barrio Cinco Esquinas

Doble crimen en Cerrito y Lima

Ocurrió este lunes a la madrugada cuando dos adolescentes de 16 y 18 años fueron atacados a balazos. Ambos llegaron al Heca, en taxi, con heridas de arma de fuego en cráneo, abdomen, tórax y piernas. Minutos después perdieron la vida


La zona está marcada por la violencia en los últimos meses. (Fotos de Juan José García).

Dos adolescentes de 16 y 18 años fueron asesinados a balazos esta madrugada en Lima al 2100, donde vivía el joven de 18 años. Ambos fueron trasladados en un taxi al Heca donde llegaron sin vida.

Según los primeros indicios, las víctimas se encontraban en vía pública cuando al menos tres personas pasaron en vehículo no identificado y abrieron fuego provocando múltiples heridas a ambos pibes. Siete horas después y en el mismo lugar se produjo otro ataque a balazos. La víctima fue un joven de 16 años que recibió un disparo en la rodilla, hermano de Ozuna, como apodaban al joven de 18 años asesinado.

Hace un poco más de un mes, en la misma cuadra, fue baleada una joven de 21 años. Uno de los plomos le atravesó el abdomen a su hijo de siete años y otros tres la hirieron en la pierna. La Policía levantó más de 20 vainas servidas en esa cuadra de zona oeste y calificó el ataque como doble homicidio en grado de tentativa, ya que ambos sobrevivieron a la agresión.

Los vecinos de Lima al 2100 vienen escuchando disparos desde hace varios días. El domingo a última hora la balacera resonó con más fuerza. Las víctimas fueron Leonel Bubacar, de 18 años, que en el barrio era conocido como Ozuna y Kevin Neri, de 16.

“Fueron más de 15 disparos que provocaron el fallecimiento inmediato”, describió la fiscal a cargo de desentrañar el caso, Marisol Fabbro. Y detalló que las víctimas se encontraban en su domicilio y una persona los fue a buscar, entregándolos: “Les pidió que salieran, que tenían que ir a hablar, los llevó donde termina el pasillo y ahí desde un vehículo les dispararon”.

La Policía fue notificada por el destacamento del Heca que dio cuenta del ingreso de los jóvenes en un taxi ya sin vida. Los había trasladado un amigo. Bubacar tenía balazos en el cráneo, tórax, abdomen y miembros inferiores. Y Neri múltiples disparos en todo el cuerpo.

Un testigo contó que estaba en su casa, escuchó detonaciones y cuando salió a la calle vio a los adolescentes heridos. Cerca de las 7.30 de la mañana de este lunes fue baleado prácticamente en el mismo lugar Joel V., de 16 años y hermano de Ozuna. El joven es oriundo de Carcarañá y vive en esa misma cuadra. Además, cuando los periodistas de este diario se encontraban en el barrio se escucharon detonaciones.

“El crimen estaría íntimamente vinculado con el comercio de estupefacientes”, dijo la fiscal, para agregar que los autores del doble asesinato estarían identificados.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios