Mundo, Últimas

Disminuyó la ceniza volcánica que paralizó vuelos

Aunque el volcán islandés Eyjafjalla, que desde el jueves paraliza el tráfico aéreo en el norte de Europa, disminuyó las emanaciones de ceniza, más aeropuertos en la región fueron cerrados completamente hoy.

La altura alcanzada por la columna de humo es ahora de sólo seis kilómetros (el jueves fue de hasta 11), informó Sigurlaug Hjatadóttir, del Instituto Meteorológico de Reikiavik, citado por la agencia alemana DPA.

La experta apuntó además que la nube tiene ahora una composición “más limpia”, formada casi en su totalidad por agua y partículas de arena.

Sin embargo, esto no significa que la erupción vaya a terminar, según el criterio de la geofísica.

Entre tanto, la situación en casi toda Europa es complicada. Miles de pasajeros, cuyos vuelos atrevesaban la zona afectada, se quedaron en tierra en decenas de aeropuertos del continente, desde España hasta Noruega, aunque no todos los aeródromos fueron cerrados.

La nube de cenizas volcánicas procedente de un volcán en Islandia alcanzó hoy el territorio holandés y a las 7.45 (las 2.45 en la Argentina) ya se encontraba sobre la capital, Ámsterdam, informó el Real Instituto Holandés de Meteorología (KNMI).

Por otra parte, la radiotelevisión belga francófona RTBF informó se esperaba que la nube llegara a Bélgica, fronteriza con Holanda, en torno de las 10 (las 5 en la Argentina).

Los aeropuertos belgas, especialmente el de Zaventem, el principal de Bruselas, permanecerán cerrados “al menos hasta las seis de la tarde”, según un portavoz de esa estación aérea.

Cerca de 20.000 personas han sido afectadas por las cancelaciones de vuelos en Bruselas, de acuerdo con medios belgas de prensa.

Miles de vuelos que operan en Europa tuvieron que ser cancelados el jueves.

Según la agencia privada de tráfico aéreo Eurocontrol, cada día operan en Europa cerca de 25.000 vuelos.

Eurocontrol no es una agencia oficial de la Unión Europea ni puede decidir sobre el cierre de ningún espacio aéreo, que es una competencia nacional.

Una portavoz de la dirección de vigilancia aérea de Suecia dijo en Estocolmo que se mantendrán durante todo este viernes las suspensiones de los vuelos en el país, debido a que no se prevé por el momento un cambio en la dirección del viento, que desplaza la nube de cenizas desde el oeste hacia el continente europeo.

El cierre total del espacio aéreo también seguirá vigente este viernes en Dinamarca, Noruega y Finlandia.

En Noruega, las autoridades llamaron a la población a extremar la prudencia, ya que tampoco se permiten vuelos de helicópteros ni aviones de rescate.

En Francia fueron cerrados 25 aeropuertos, entre ellos los dos grandes de París.

Los vuelos se reanudarán, como muy pronto, a las 14 (las 9 de la Argentina), según se anunció.

Miles de pasajeros están varados desde la noche del jueves en varios aeropuertos de Francia.

Las autoridades alemanas creen que la situación durará varios días, por lo que decidieron cerrar al tráfico los aeropuertos de Hamburgo y Fráncfort, mientras que Bremen, Dusseldorf y Colonia prohibieron el tránsito por su espacio aéreo.

También Polonia cerró por completo su espacio aéreo.

Sin embargo, la asociación belga de pilotos de líneas aéreas (BVP) cuestionó hoy la cancelación de las operaciones aéreas, informaron hoy medios de prensa belgas.

Según ellos, los pilotos podrían despegar sin problemas y evitar la nube.

El volcán islandés Eyjafjalla está situado en un glaciar a unos 120 kilómetros de la capital de Islandia, Reikiavik, y el jueves aumentó su actividad desde que el pasado 20 de marzo entrara en erupción por primera vez en 200 años.

Comentarios