Edición Impresa, Policiales

barrio belgrano oeste

Discutió con el primo y recibió herida fatal

La víctima tenía 19 años y fue apuñalado en el pecho cerca de su casa.


Un joven de 19 años fue asesinado de un puntazo en el tórax ayer por la mañana cuando quedó en medio de una gresca en la esquina de Zuviría y Brasil, en barrio Belgrano Oeste. Los policías de la subcomisaría 22ª detuvieron a tres hombres. Uno es familiar y fue señalado por testigos como el autor de la puñalada fatal. Entre las versiones extraoficiales que circularon por el barrio la más fuerte era que la pelea empezó porque la víctima se negó a darle plata a su primo para que comprara estupefacientes.

Ayer a las 7.15, un llamado al 911 alertó a los policías de la subcomisaría 22ª sobre una violenta pelea en la esquina de Zuviría al 7300, a dos cuadras de la avenida de la Circunvalación, en la zona oeste. Al llegar, los uniformados hallaron a Fabián Edgardo Falcón, de 19 años, desvanecido en la calle sobre una gran mancha de sangre. A su lado estaba una chica de 20 años que lo acompañó en la ambulancia con los médicos del Sies.

Los testigos contaron que el homicida se llama Matías, es primo de Fabián y estaba con al menos otro muchacho y un hombre más. Si bien los voceros oficiales no confirmaron esta hipótesis sobre el motivo por el que empezó la gresca, los vecinos comentaban por lo bajo que la discusión empezó a subir de tono cuando Fabián se negó a darle plata a su primo Matías para comprar droga. El herido llegó al Heca y cerca de las 10 los médicos informaron a los investigadores que el paciente había fallecido mientras lo operaban.

A la misma hora en que Fabián murió, los policías tuvieron que volver a Brasil y Zuviría porque un grupo de vecinos entró a una construcción que tenía como frente un nylon negro para intentar linchar a los verdugos de Fabián. Los policías de la seccional no encontraron a la turba pero apenas golpearon las manos salieron a su encuentro Matías T., de 27 años, y Joel Z., de 20. Los sospechosos quedaron detenidos y, a los pocos minutos, personal de Comando Radioeléctrico detuvo en Nicaragua al 700 al tercer sindicado, Martín R., de 36 años.

El caso quedó en manos del fiscal Florentino Malaponte, quien cuenta con la colaboración del personal de la Policía de Investigaciones (PDI) y de la subcomisaría 22ª, con jurisdicción en la zona.

Comentarios