Policiales, Región

Puerto General San Martín

Discutió con conocidos y lo ejecutaron de un tiro en la nuca

El hecho ocurrió en barrio Fátima, a la madrugada. Los protagonistas son cuatro jóvenes que se pelearon en la calle, uno de ellos sacó un arma y mató a Kiko Coronel. Los sospechosos fueron detenidos


Las actuaciones están a cargo de la comisaría 5ª de Puerto General San Martín.

Emanuel Maximiliano “Kiko” Coronel tenía 23 años y era vecino del barrio Fátima de Puerto General San Martín. Este jueves por la madrugada tuvo un encontronazo con otros jóvenes que terminó con violencia letal: cuando la Policía acudió a Iguazú al 1800 tras una alerta por disparos de arma de fuego, encontró a Kiko sin vida con un disparo en la cabeza. Hay tres muchachos detenidos y la Fiscalía investiga quién fue el autor material del homicidio.

Según fuentes policiales y judiciales, los cuatro protagonistas tienen entre 20 y 30 años, se conocían y arrastraban varias peleas por problemas barriales. La discusión se desató en la cuadra de Iguazú al 1800 a las 2 de la madrugada. De acuerdo con las primeras declaraciones, apenas llegaron, Kiko y Adrián B., de 20 años, comenzaron a cruzar insultos con dos vecinos de esa cuadra, identificados como Mauricio O., de 29 años, y Lucas Yamil “Rifa” V., de 28. En un momento, la víctima y su amigo persiguieron a la carrera a Mauricio y a Rifa. También les arrojaron piedras. Éstos se metieron en la casa de Rifa, pero su pareja los echó. A los pocos minutos, los habitantes de la cuadra escucharon una detonación. Cuando se asomaron vieron a Kiko desvanecido en la calle con un disparo en la nuca.

“Mataste a mi amigo”, gritó Adrián, parado delante del cuerpo de Kiko, y tras señalarlo a Rifa, le dijo que le iba a incendiar la casa de la abuela, siempre según las declaraciones de testigos, reproducidas por fuentes relacionadas al caso.

Los uniformados llegaron al lugar, demoraron a Adrián y se comunicaron con la fiscal de San Lorenzo Melisa Serena, quien solicitó medidas al personal de la Policía de Investigaciones (PDI) y dispuso la prueba de dermotest para Adrián. También ordenó que sea liberado en calidad de testigo. Los pesquisas secuestraron una bala intacta calibre 38 que estaba en el interior de la casa de Rifa, quien minutos antes de las 6 se presentó en la seccional 5ª.

Casi a la misma hora, uniformados de dicha seccional apresaron Mauricio O. La fiscal ordenó para la dupla la prueba de dermotest, ya que no está determinado quién fue el autor del disparo que terminó con la vida de Kiko.

Pasadas las 6, Adrián B., el amigo de Kiko y testigo del crimen, fue nuevamente detenido por personal de la comisaría 7ª de San Lorenzo cuando merodeaba por la cuadra donde vive la abuela de Rifa.

En ese marco, la funcionaria ordenó que los investigadores continúen el levantamiento de pruebas y rastros del lugar, la declaración de testigos de lo ocurrido y que el cuerpo sea traslado al Instituto Médico Legal de Rosario (IML) para la autopsia.

Voceros policiales indicaron que la situación procesal de los tres apresados se conocerá este viernes en la audiencia imputativa que se llevará adelante en los Tribunales de San Lorenzo.

Comentarios