El Hincha, Rosario Central

no dan el brazo a torcer

Dirigencia auriazul estudia opciones para discutir suspensión de Zampedri


La dirigencia de Central todavía parece dispuesta a discutir la situación de Fernando Zampedri, quien por acumulación de amarillas debe cumplir una fecha de suspensión y no podrá estar en el Clásico del próximo fin de semana.

Los vicepresidentes Ricardo Carloni y Luciano Cefaratti hablaron en distintos medios de Rosario sobre la postergación del juego con Independiente y también de la sanción que no podrá cumplir Zampedri antes del partido con Newell’s. Y también lo hizo el CEO de la Superliga, Mariano Elizondo, quien instó a “desligar de cualquier responsabilidad” por lo sucedido a la dirigencia auriazul.

“La gente de Central no tiene culpa en nada, lo quiero dejar claro; hubo una discusión en torno a la interpretación del reglamento, que no está claro, y terminó primando el criterio de no perjudicar al equipo que está jugando una final continental, en este caso Independiente”, explicó Elizondo en A Diario, por Radio 2, esgrimiendo una defensa a la decisión de la directiva auriazul de avalar la amonestación intencional de Zampedri ante Boca.

Carloni, por su parte, explicó cómo se movieron a la hora de averiguar qué partido del torneo local podía postergar Independiente. “Cómo a los reglamentos los interpretan las personas, nosotros consultamos a la autoridad máxima de SuperLiga (por Elizondo) y nos dijeron que sólo podían postergar el partido intermedio de las dos finales”, dijo el mandatario. Y luego, Carloni dejó abierta la posibilidad de que, desde el lunes, busquen “alguna posibilidad de habilitar a Zampedri para que juegue el Clásico”. Aunque, desde lo reglamentario, lo apuntado por el vice segundo auriazul parece improbable.

Casi en la misma sintonía, Cefaratti hizo la defensa del caso con la consulta de Carloni a las autoridades de Superliga. “A Ricardo (Carloni), le dijeron siempre desde Superliga que el partido con Independiente no podía suspenderse”, planteó el vice primero.

Declaraciones de lado, el escenario asoma inmodificable. El partido de la fecha once del torneo, ante el Rojo, se jugará el año próximo. Y todo indica que Zampedri, tendrá que mirar el Clásico desde un palco, mientras cumple con la fecha de suspensión que le cabe por haber sumado cinco amarillas.

Se viene una multa

Según lo publicado en el boletín de AFA, Central tiene plazo hasta el martes para contestar al informe del árbitro Patricio Loustau por los incidentes registrados en el partido del domingo pasado ante Boca en el Gigante, duelo que el elenco de Leo Fernández terminó ganando por la mínima diferencia gracias al tempranero gol de Marco Ruben.

Según consta en el informe del juez, Loustau se vio obligado a detener el juego en el primer tiempo porque desde una tribuna molestaban con un láser a jugadores del Xeneize.

Y también en el segundo tiempo, cuando cayó una bomba de estruendo en el campo de juego, sin que provocara lesiones a ningún futbolista. El jueves podría salir el castigo del Tribunal de Disciplina. Y sería una sanción económica.